Antonio en la cocina

Blog de Cocina

Antonio Gómez

Una Lenteja con nombre y apellidos incluso en verano

A estas alturas a todos nos suena lo que es una D.O.P. (Denominación de Origen Protegida) de la Unión Europea, pero quizá no tanta gente conoce qué es una I.G.P. (Indicación Geográfica Protegida), a pesar de tener, sólo en legumbres, 7 variedades reconocidas. Ambas denominaciones garantizan la calidad y reconocen que las características que posee el producto están intrínsecamente vinculadas a la zona de producción.

Las siete legumbres de España que cuentan con Indicación Geográfica Protegida son las Judías de El Barco de Ávila, la Faba Asturiana, la Faba de Lourenzá, la Alubia de La Bañeza-León, el Garbanzo de Fuentesaúco, la Lenteja de La Armuña y la Lenteja Pardina de Tierra de Campos, de la que hoy quiero hablaros.

La Lenteja de Tierra de Campos es una legumbre que se cultiva en una zona seleccionada de la comarca de Tierra de Campos que se extiende por las provincias de León, Palencia, Valladolid y Zamora. Esta Lenteja es muy fina al paladar, de color pardo con puntos negros y diámetro pequeño, se mantiene entera cuando se cocinan. Posee un alto contenido en fibra y proteínas la hacen ideal para una dieta equilibrada.

Este Año el Consejo regulador de la IGP Lenteja Tierra de Campos ha organizado una iniciativa para dar a conocer las cualidades y las posibilidades culinarias de esta legumbre, y en la que creadores de contenido gastronómico, entre los que me encuentro, hemos elaborado recetas enfocadas al consumo de lentejas en platos fríos para los días de verano. En su web podéis encontrar las recetas que se han elaborado y más información sobre esta magnífica lenteja.

Una receta para descubrir las lentejas

Mi propuesta ha sido doble, una ensalada de lentejas y arroz con aires marroquíes y unos panecillos de lenteja y avena hechos en pocos minutos en el microondas. En la ensalada he añadido arroz, consiguiendo así una proteína completa de gran calidad comparable a las de origen animal. Por otro lado he usado alga kombu en la cocción, y comino para aromatizar y ayudar con la digestión de la legumbre.

Para realizar esta Ensalada y panecillo de lentejas de tierra de campos con aires marroquíes vamos a necesitar 150 gr de lentejas Tierra de Campos, 50 gr de arroz, 1 tomate, ½ cebolleta, 1 pepino, 2 zanahorias medianas, 1 trozo de alga kombu, 1 cucharadita de comino en grano, 1 cucharadita de comino molido, Cilantro, perejil y menta fresca, 1 limón, pimienta, sal, AOVE, 60 gr de harina de avena, 2 gr de Ras el hanout, 8 gr de levadura química, 10 ml de vinagre de arroz y aproximadamente 170 ml de agua.

Comenzaremos enjuagando bien el arroz hasta que salga el agua limpia, con esto eliminaremos el almidón. Después echaremos en una olla 1 cucharada de aceite y los cominos en grano, cuando empiecen a “saltar” echamos el arroz, removemos y echamos el doble de agua que de arroz, tapamos y dejamos que rompa a hervir, bajamos el fuego al mínimo, y dejamos cocer 13 minutos bien tapado. Tras ese tiempo, apartamos, soltamos con u tenedor y reservamos.

En una olla, ponemos 100 gr de lentejas con las zanahorias, peladas y enteras, y el alga, dejándolas cocer unos 40 minutos. Desechamos el alga y el caldo restante, y reservamos las lentejas y las zanahorias, que picaremos en dados.

Vamos a picar en brunoise el tomate, la cebolleta y el pepino. Después preparamos el aliño en un bol juntando 2 cucharadas del cilantro, la menta y el perejil picados con el zumo del limón, el comino molido, sal al gusto y un chorro de AOVE. Lo vertemos sobre las verduras en brunoise y mezclamos bien. Incorporamos esta mezcla a las lentejas y mezclamos de nuevo.

Para los panecillos vamos a triturar bien 50 gr de lentejas y lo mezclamos con la harina de avena, el ras el hanout, la levadura, una pizca de sal y pimienta. Mezclamos por otro lado el vinagre y el agua, y lo vamos incorporando poco a poco a la mezcla anterior. Ponemos la mezcla en moldes engrasados aptos para el microondas y cocemos 2-4 minutos a máxima potencia y desmoldar inmediatamente.

Pasamos los dados de zanahoria por una sartén caliente y cortamos los panecillos para tostarlos ligeramente. Servimos con unos puntos de yogur griego natural. Podemos mezclar todas las preparaciones y acompañar con el pan, o servirlas sin mezclar e ir cogiendo un poco de cada una de ellas.

Podéis encontrarme en Instagram, Facebook, Twitter, TikTok o contactarme en el mail info.antonioenlacocina@gmail.com

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print