Y llegó septiembre con nuevos planes

Que llegue el mes de septiembre significa para la mayoría que se acabaron las vacaciones, el relax, el verano… Suele ser un mes de cambios, de perspectivas, de promesas, de incertidumbre… un síndrome, el de septiembre, que empieza a calar hondo desde pequeños, desde que tenemos que volver al colegio y dejar atrás ese largo, cálido y maravilloso verano.

Pues bien, para aquellos que no pueden con la cuesta de septiembre, para aquellos que volver a madrugar se les hace un mundo, para aquellos que no quieren sacar la ropa de invierno del armario… aquí tenemos algunas claves para que la reentre sea más fácil.

Volver al trabajo

_Si puedes elegir el día de vuelta, hazlo en jueves o viernes, así la primera semana será más llevadera. Si no tienes más remedio que reincorporarte en lunes o martes, mentalízate antes, ordena tu mente, prioriza lo que tengas que hacer. Utiliza el primer día de trabajo para contar tus aventuras de verano a quien quieras pero después céntrate en tus ocupaciones y deja de soñar con las vacaciones pasadas, el año próximo habrá más. Mira al futuro y lo que te pueden deparar los siguientes meses.

Septiembre Trabajo
_Si se avecinan cambios en tu trabajo, infórmate bien y no des rienda suelta a los rumores. Si lo crees conveniente habla con tu jefe y pregunta por los nuevos proyectos. Si estás interesado en ellos, házselo saber.
_No dejes pasar la oportunidad de crecer profesionalmente, si hay cursos en la empresa, apúntate. También puedes buscar algún máster que pueda enriquecer tu formación. Te será de mucha ayuda.

Promesas de otoño

Todos nos hacemos promesas al iniciar el curso: dejar de fumar, ir al gimnasio, adelgazar, aprender idiomas… Si tu voluntad no es muy fuerte, elige un solo proyecto y céntrate en él.
_Si se trata de hacer deporte, no te compres toda una equipación o pagues un año entero de gimnasio. Ponte metas alcanzables y busca a algún amigo que quiera compartir contigo esa experiencia.
_Si quieres dejar de fumar, busca la ayuda de un especialista. Para mentalizarte, piensa no solo en el beneficio para tu salud, sino también en el dinero que te vas ahorrar y el que puedes emplear para un viaje, una moto, más ropa de moda… Ponte un premio para cuando lo logres.

_Si tu objetivo es aprender idiomas, infórmate de otros métodos que nada tengan que ver con las clases aburridas del día a día, y que te pueden resultar más atractivos: por ejemplo, apuntarte a alguna de las plataformas que ofrecen conversación en cafés o restaurantes con nativos, ve películas o lee libros en versión original, organízate una estancia en un país donde se hable el idioma elegido…
_Si lo que quieres es adelgazar, como primer paso no compres lo que no quieras comer (chocolate, pan, patatas, dulces…) Y ojo con el alcohol, que es el enemigo número 1 de las dietas. Si tienes que comer fuera de casa acostúmbrate a dejarte algo en el plato. Si vas en serio, huye de las dietas milagro y habla con tu médico, él te aconsejará la mejor opción.

No sabes qué ponerte

_Todavía hace calor pero tú ya tienes que ir ‘encorbatado o enchaquedata’. No pasa nada. Date un capricho y renueva tu armario. Y no te preocupes si no quieres que tu bolsillo se resienta, pásate por los ‘outlet’, que venden ropa de otras temporadas pero que bien combinada puede estar a la última. También puedes encontrar moda interesante y a buen precio en tiendas de segunda mano.

Redecora tu hogar

_No hace falta que te metas en obras si no es tu objetivo. Pero, una nueva funda de edredón, una lámpara más moderna para el salón, una moderna smartTV, un robot de cocina de última generación… pueden sacarte de la monotonía por unos meses.

Septiembre Ejecutiva
_También puedes pensar en un coche nuevo, busca los distintos tipos de financiación de las marcas, algunos son muy interesantes, o también tienes la opción de un modelo de segunda mano para que no se te descabale el presupuesto.

Mira al futuro

_Planifica alguna escapada para los siguientes fines de semana o puentes. Si lo haces con antelación te saldrá más barato.
_Piensa en crecer como persona, mejora la relación con la familia, comparte más cosas con los amigos, se más solidario…
_Enriquece tu cultura… Seguro que en tu ciudad hay decenas de exposiciones, estrenos de cine o teatro… que puedes ir a ver. O algunos libros que te gustaría disfrutar. Un buen plan cultural para dos o tres veces al mes será muy gratificante y ampliará tus perspectivas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print