‘El Motivo’, de Patrick Lencioni

FICHA TÉCNICA: Título: El Motivo | Autor: Patrick Lencioni | Editorial: Empresa Activa | Nº Páginas: 256 | ISBN: 978-84-92921-60-7| Precio: 15,00€

‘El Motivo’, la humildad para inclinarse ante tu mejor competidor

por Rosa Panadero.

Como están las cosas, uno no le diría a la competencia cómo tiene que hacer las cosas y que nos quite cuota de mercado, ¿verdad? Eso, suponiendo que sepamos cuál es nuestro nicho clientelar, que no es poco.

Patrick Lencioni, autor de los archiconocidos “Las cinco disrupciones de un equipo” (seguro que al lector se le ocurren muuuuchas más de cinco) y “Equipos ideales” (ah, ¿eso existe?), nos cuenta esta historia sobre el liderazgo.

CEO: persona que coge el toro por los cuernos

El Covid-19 ha hecho mucho para acabar con la hiper presencialidad en las oficinas, pero no ha acabado con esa manía de hacernos hombre-orquesta las 24 horas. Digamos que, para Lencioni, el problema de la gestión desde la cabeza radica en comportarse sólo como cabeza. No como brazos, piernas, … de lo que se trata es de no micro gestionar a los empleados. En frase afirmativa, se trata de gestionar con el cerebro y de enfrentarse a las dificultades que, en forma de cultura empresarial o de evitación de conflictos, los líderes no toman.

No se trata de inventar soluciones a problemas inexistentes o problemas ya juzgados. Como en una startup, es mejor no invertir si la idea no mejora geométricamente un problema o crea un mercado desde cero, sino que sólo mejora lo que hay. En muchos casos, seguimos como pescadillas que se muerden la cola después de que un asunto haya cambiado radicalmente. Ejemplo: si el confinamiento ha acelerado en diez años la digitalización de los negocios, ¿por qué muchos siguen empeñados en continuar vendiendo exclusivamente tras el mostrador del ultramarinos?

Lo que sí hay que afrontar, ejemplo digitalizador aparte, es cómo gestionar al pelota de turno, al trepa de la jungla, al inventor acosado,… lo de las cuentas de la empresa, sin quitarle su importancia sino que delegándola al equipo correspondiente, es lo menos importante cuando estás a la cabeza de un conglomerado empresarial.

En infinidad de sitios de internet se dice que el liderazgo se multiplica cuando se delega, porque eso empodera a otros que a su vez empoderarán a los mejores que vengan detrás. Ojo que la elección de la sucesión no es sencilla en familias, y en empresas, mucho menos. El súmmum llega cuando asumes tus limitaciones y dejas paso al mejor. Eso, además de liderar, es dar ejemplo. Lencioni te cuenta cómo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Más contenido en YB