BMW M3 y M4 Competition, pura raza

El mítico BMW M3 escribe un nuevo capítulo en la historia de este superdeportivo con la  sexta generación de los M3 y M4 Competition, ya disponibles con todo un arsenal de tecnología para satisfacer a los amantes más exigentes de las altas prestaciones.

Dos carrocerías, la clásica de cuatro puertas para el M3 y la coupé para el M4, pero un solo corazón, un motor de seis cilindros en línea de 510 caballos, con tracción integral M xDrive. Y en su carta de presentación, unas prestaciones que incluyen un 0 a 100 en 3,9 segundos.

Los nuevos M3 y M4 Competition exhiben un diseño orientado al rendimiento. La llamativa parrilla vertical de doble riñón te deja intuir lo que te vas a encontrar en un solo vistazo. Unos pasos de rueda esculpidos con provocativas branquias M, los prominentes faldones laterales, el techo de fibra de carbono, el alerón trasero y la doble salida de escape conforman una línea tan dinámica y como agresiva.

Abre la puerta. En el interior se respira deportividad por los cuatro costados, con asientos deportivos M y tapicerías de cuero Merino de grano fino. Todo un sistema de infoentretenimiento y botón Setup de acceso a las configuraciones del motor, chasis, dirección y sistema de frenos. Desde los botones M del volante puedes personalizar los sistemas de asistencia a la conducción y las pantallas de la instrumentación.

Para los más aguerridos, se incluye un paquete M Race Track que reduce el peso del coche unos 25 kg gracias a los frenos M de carbono-cerámicos, las llantas específicas y los asiento M bucket de carbono.

Seis generaciones

La exitosa saga de los M3 vio la luz por primera vez en 1985, con esa primera generación que daría paso a toda una gama de deportivos objeto de culto.

A lo largo de los 35 años de historia iniciados aquel 12 de septiembre de 1985 con la aparición del primer E30, el M3 no ha dejado de evolucionar. Seis han sido las
generaciones que han creado una familia de vehículos de pura raza que ha sabido ganarse por méritos propios una plaza privilegiada entre los grandes deportivos de la historia.

Siete años después, en 1992, llegaría la segunda generación del M3, la conocida como E36. En esta ocasión su carrocería estrenaba un toque más elegante y las referencias al mundo de la competición tenían un corte mucho más discreto. Sin embargo, su motor rugía con sus 321 CV.

Hubo que esperar al año 2000 para ver una nueva generación del BMW M3, el E46. Con él se volvió a una imagen más deportiva y se potenció el motor hasta los 343 CV a 7.900 rpm.

La cuarta generación llega en 2007, es el E92 que exhibe una espectacular estética y un motor de ocho cilindros en V de 420 CV a 8.300 rpm.

En 2013, la quinta generación del BMW M3, el F80, trae consigo una variante coupé. Nace el M4. Se vuelve a los propulsores de seis cilindros en línea con una potencia de 431 CV que llegarían hasta los 460 en la variante CS.

Ahora, ya está aquí los M3 y M4 Competition 2021 para seguir la estela de 35 años de historia de los superdeportivos y para aupar al mítico automóvil en lo más alto. Y como no podía ser de otra manera, el precio también de altas prestaciones: 111.200 euros para el M3 y dos mil euros más para el M4.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print