Porsche 911 Targa, clásico y vanguardista a cielo descubierto

Este verano Porsche lanza una nueva generación del 911 Targa, una variante emblemática que con su original techo aumenta aún más el atractivo de uno de los grandes mitos del automóvil. 

por Charo Sardina

Esta es la tercera carrocería de la octava generación del legendario 911, tras el Coupé y Cabriolet. La variante Targa se ha caracterizado durante estas ocho generaciones por un techo innovador y diferente.

Ahora, el nuevo Porsche 911 Targa da un paso más allá sin perder sus raíces. Esta nueva versión está basada en el original de 1965 y destaca por su típica barra antivuelco ancha, así como por una sección de techo sobre los dos asientos delanteros, que puede desplazarse, y por una ventana posterior envolvente. Abrir y cerrar el techo se puede hacer automáticamente en solo 19 segundos.

El Porsche 911 Targa está disponible con dos versiones: 4 y 4S con tracción total, con 385 y 450 caballos, respectivamente. El Targa 4 con el pack opcional Sport Chrono consigue una aceleración de 0 a 100 km en 4,2 segundos. Mientras que su hermano más potente, lo hace en 3,6 segundos. La velocidad máxima de esta variante es de 304 segundos.

Una de las novedades del nuevo 911 Targa es el sistema InnoDrive con control de crucero adaptativo. Del mismo modo, la función Smartlift permite que la altura libre al suelo se pueda programar para levantar el frontal en paso de badenes, salida de garajes…

En junio, Porsche lanzará una edición especial del 911 Targa que ampliará las posibilidades de combinar elementos estilísticos tradicionales, diseños atemporales y tecnología de vanguardia.

Guiño al pasado

El exterior del 911 Targa se caracteriza por los elementos de diseño de la generación 992, es decir la octava. Ahora se ha diseñado con unos pasos de rueda más pronunciados delante y, entre sus faros LED, el capó exhibe un rebaje que recuerda al de las primeras series del 911.

La parte trasera está dominada por un alerón más ancho de extensión variable, así como por una tira de luces elegantemente integrada entre los pilotos. Con la excepción de las secciones frontal y la trasera, todos los paneles de la carrocería están hechos de aluminio.

Los 911 de los años setenta han sido su fuente de inspiración para el interior de este nuevo Targa. El habitáculo es idéntico al de los modelos 911 Carrera y destaca por las líneas rectas y limpias del salpicadero, con el cuadro de instrumentos integrado.

El 911 Targa de 1965 fue un modelo pionero en el mundo del automóvil. Comercializado originalmente como un ‘descapotable seguro con barra antivuelco’, el Targa, con su techo desmontable, creó un concepto independiente y se convirtió en un icono estilístico.

Esta maravilla al tiempo tan clásica como vanguardista se comenzará a vender en agosto por un precio básico de 147.608 euros. ¿Quién puede resistirse?    

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print