≡ Menu
≡ Menu
LAS PELIS DE COCHES MÁS CAÑERAS DE 2017 post image

¿Te gusta el cine en el que los automóviles son los protagonistas? Pues estás de suerte porque 2017 ha sido un año en el que ha abundado este tipo de películas, con todo tipo de modelos y argumentos. Recordamos algunas de las más cañeras.

Baby Driver._ Un Subaru Impreza WRX al servicio del crimen organizado.

Dirigida por Edgar Wright,, en Baby Driver todo lo relacionado con el mundo del motor juega un papel fundamental. Motor y música se dan la mano en este largometraje en el que en algunas persecuciones se produce una auténtica simbiosis entre frenazos y acelerones al ritmo del funk. El protagonista de cuatro ruedas de Baby Driver es el Subaru Impreza WRX, toda una leyenda de los rallyes, con un motor de 230 CV, que puede alcanzar una velocidad máxima de 230 km/h. Al finalizar el rodaje este modelo fue vendido en eBay por 69,1 millones de dólares.

John Wick: Pacto de sangre._ Del Mustang al Range Rover pasando por un Chavelle.

Keanu Reeves asumirá de nuevo el papel del asesino a sueldo John Wick , quien volverá a las andadas a pesar de sus intentos de reintegrarse a la vida como civil. La mayoría de las escenas de persecución se sitúan en Nueva York , aunque también hay hueco para Roma y en el Vaticano donde John Wick se pone a los mandos de Range Rover Sport . El plato fuerte en términos automovilísticos lo pondrán el clásico Ford Mustang de John Wick y el Chevrolet Chavelle SS LS6 del año 1970, con un motor V8 de 450 CV.

La suerte de los Logan._ Un monstruo de 900 CV, el Ford Mondeo de la NASCAR.

En esta ocasión nos introduciremos de la mano de los hermanos Logan en el mundo de las carreras NASCAR de los Estados Unidos. En este largometraje dirigido por Steven Soderbergh, el director de la saga de Ocean’s 11, los Logan intentarán llevar a cabo un gran atraco que tendrá lugar durante una de las carreras en Concord, Carolina del Norte. El objetivo de la operación: la cámara acorazada donde se guarda la recaudación de las apuestas. Todo en un escenario de ensueño para los amantes de los automóviles, quienes podrán deleitarse en esta película con los adelantamientos del NASCAR Ford Mondeo, un monstruo que cuenta con un motor V8 de 900 CV y que puede alcanzar una velocidad punta de 342 km/h.

Fast & Furious 8._ Adrenalina por los cuatro costados.

La tranquilidad de la vida normal parece haber llegado a los miembros del equipo en el octavo capítulo de la saga. Pero todo es un espejismo. Dom es seducido una misteriosa mujer que lo arrastra al mundo del crimen organizado y traiciona así a los que más le importan. La película, como es habitual, no escatima en acción y persecuciones con todo tipo de vehículos en escenarios como Cuba, Nueva York o el mar de Barents en el Ártico. Los amantes del motor pueden disfrutar, por ejemplo, del Ford Fairlane de los años 50 y modelos semejantes rodando por La Habana, además de muscle cars, descapotables , el Nissan IDx Nismo o del Subaru BRZ . Se dice, por ejemplo, que los productores de la película llegaron a invertir más de 17 millones de dólares en coches en una sola escena . ¡Una pasada!!

Transformers: el último caballero._ Salvar la tierra con un Lamborghini Centenario.

Guerra total entre dos especies: una de carne y hueso y otra de metal. El mundo es un lugar asolado, lleno de edificios destruidos, en el que los humanos intentan sobrevivir al conflicto que mantienen con los robots alienígenas. En el plano del motor, la saga nos tiene acostumbrados a grandes deportivos como el Mercedes SLS AMG, el Bugatti Veyron o el Lamborghini Aventador. En la última entrega de Transformers podremos disfrutar de un invitado de honor: el Lamborghini Centenario, un coche que puede alcanzar la friolera de 350 km//h y que cuenta con un motor V12 de 770 cv. Con esta joya automovilística, el destino de la humanidad está, sin lugar a dudas, en buenas manos.

Cars 3._ Rayo McQueen, en veterano que tiene que hacer frente a una nueva promesa. 

Sigue siendo el mejor coche de carreras, pero Rayo McQueen se está haciendo mayor y es ahora uno de los más veteranos del circuito. Sus 850 CV en un motor V8, con los que puede alcanzar una velocidad máxima de 315 km/h, parecen no ser suficientes para convencer al público de que aún puede ganar una gran carrera. Un rival de nueva generación, el joven Jackson Storm, empujará a Rayo McQueen más allá de sus límites, lo que le llevará a sufrir un desagradable accidente y un largo proceso de rehabilitación. Además de los coches clásicos ya vistos en las otras dos películas, el nuevo Challenger Jackson Storm se inspira en un coche eléctrico de competición.

Esta clasificación ha sido recopilada por HAPPYCAR.es, comparador mundial de coches de alquiler, que se hace eco de los seis mejores largometrajes del año en los que la acción discurre sobre cuatro ruedas. La clasificación se ha elaborado de acuerdo con las puntuaciones recibidas por las diferentes películas a través de la base de datos de películas en internet, Internet Movie Database (IMDB).