≡ Menu
≡ Menu

La hija del Sol / Nacho Ares

El Antiguo Egipto en todo su esplendor

Charo Sardina

El Antiguo Egipto y sus faraones siempre ha sido un tema recurrente en la literatura. Esta milenaria cultura, tan adelantada a su tiempo, dejó un gran legado para sus descendientes en forma de ritos, jeroglíficos y grandes arquitecturas y con esa herencia sigue estando muy presente en la memoria de hoy en día.

Sin embargo, de la mano de esos grandes rituales funerarios y cultos sagrados, las intrigas palaciegas no eran ajenas a la vida de las dinastías de los grandes faraones, mientras que sus costumbres, unas muy poco comprendidas actualmente y otras que casi no han evolucionado en nuestros días, formaban parte de un entramado que se presta a retratar historias fascinantes en las que se mezcla la realidad con una buena dosis de ficción.

Este es el caso de La hija del sol, de Nacho Ares, una novela que viaja por los años de reinado de Akhenatón, el llamado Faraón Hereje, con una gran agilidad, con rigor en sus datos y la imaginación que al autor no le falta para componer una novela amena, interesante y que te acerca un poco a esta civilización ya tan remota como fascinante.

A la muerte de su padre, Amenofis toma el trono de la tierra de Kemet con la idea de trasladar la capital del imperio egipcio a otro lugar más seguro, lejos del clero poderoso de Uaset y, al tiempo, para huir de la maldición que merma inexorablemente a la población. Amenofis, que se convierte en Akhenatón en las nuevas tierras, instaura un culto monoteísta al dios Atón y realiza grande reformas políticas. Unos cambios que no son del agrado de la corte y que despiertan los recelos de algunos sacerdotes que no están dispuesto a perder un ápice de poder. Para conseguir sus propósitos, el monarca cuenta con la ayuda de su bella hermana, Isis, que es la verdadera protagonista de la novela, y de su esposa, una extranjera de singular belleza llamada Nefertiti. Así, las cosas, las intrigas comienzan a instaurarse en palacio, con la magia y los conjuros como grandes aliados de los traidores que esperan acabar con el faraón y su supuesta herejía.

La hija del sol es una novela entretenida en la que hay cosas que no se entienden hasta el final, hasta que no se leen las últimas líneas. En este epílogo, el autor aclara las partes, los hechos y los personajes que de verdad existieron en el reinado de Akhenatón, y separa la ficción de la realidad de la novela. Esta información es de gran ayuda para el lector que, gracias a ello puede entender a algunos personajes, pasajes y hechos de la novela.

Nacho Ares nació en León en 1970 y es un gran conocedor del mundo del Antiguo Egipto además de autor de dos novelas más de temática egipcia: La tumba perdida y El sueño de los faraones.

@CharoSardina