≡ Menu

≡ Menu
#Día6 del Rumbo Europa Challenge post image

Después de un estupendo día de turismo en Ljubljana… ¡Agus Scab ha llegado a Budapest y a Sziget, el mejor festival del mundo! Queréis conocer sus aventuras pues no os perdáis el reportaje y el video.

Ljubljana. O Liubiana. Como prefiráis. No me voy a poner tiquismiquis, sé que no es fácil tener mi nivel avanzado de esloveno. La ciudad que me engañó. Una ciudad mágica, que sorprende en cada rincón más que un plato de čevapčiči, que parecen salchichas, pero no (¡nunca le digáis a un/a esloveno/a que son como salchichas!)

Aire Puro, calles limpias y castillos en el centro. ¿Estamos en una capital de país? Es increíble el encanto que puede transmitir esta ciudad en una sola panorámica. Mis 24 horas allí fueron más que suficiente para querer una segunda cita cuanto antes.

Con la mirada al frente y el Danubio de anfitrión en el horizonte. ¡Pongo rumbo a la Isla Libertad!

Budapest. Primera impresión no muy buena. Pero la cerveza barata y los bares con encanto del centro pronto lo arreglaron.

Me bajé al andén 9 3/4 para llegar hasta Sziget. La aventura estaba terminando (?), nah, no había hecho nada más que empezar.

El viaje olía a festival, la gente, las mochilas, la música… y Sziget empezaba al día siguiente, no quería imaginar lo que me esperaba al cruzar el puente.

Llegó el momento.

La XXV edición de Sziget me estaba esperando. El que dicen que es el mejor festival del mundo había despertado todo mi hype desde hace mucho tiempo y estaba a punto de comprobar si todas sus leyendas son ciertas o meros cuentos de brujas balcánicas.

Sziget. Han sido muchos kilómetros de camino, varias fronteras, comidas raras, gente, mi espalda hecha mierda, gazpachos de otra dimensión, más gente, ríos, alcoholes místicos, más gente, mochilas, excursiones, carreras, ojeras, más gente, camiones, cebollas, camisetas, más gente, idiomas, colores, más gente, fiestas, bares, sorpresas, comentarios, likes, gente, calor, lluvia, montañas, monasterios encantados, huidas, un poco de morro… ¡y muchas cosas gratis!

Sziget. Abre tus puertas.

¡Agus Scab ya está aquí!