¿Y quién soy yo?

¿Y quién soy yo?

No creo que sea necesario extenderme mucho. Si estás leyendo esto justo estarás leyendo mis primeras palabras en YellowBreak, y eso ya significa mucho para mí. Puede que me conozcas, puede que no, pero en ambos casos gracias por leerme.

¿Y que será La Ciencia de la Ficción? Pues, aparte de un simple juego de palabras, quiero que sea un espacio de penumbras. Un lugar donde uno pueda descubrir cosas tanto por luz como por oscuridad. Un lugar para hablar de series de ficción desde un punto de vista técnico y objetivo (luz) y por otro lado completamente subjetivo y personal (oscuridad). Yo solo siluetearé objetos de luz tenue para que tú elijas si te apetece descubrirlos completamente.

Con el tiempo iré sacando nuevas secciones y perfeccionando las primerizas. Trataré de series de culto, series famosas y series tan raras que solo conozcamos cuatro colgados. Hablaré de narrativas, fotografías, intenciones y cualquier cosa interesante que se me ocurra y encaje con esta sección. Siempre con mi punto de vista, desde luego, que es lo más personal que puedo regalaros a los que tenéis la paciencia de aguantar mi chorropolleces ¿Se puede decir eso?

Ahora que Netflix, HBO e incluso Amazon, están dándonos lo que los serieadictos llevábamos pidiendo durante años, hablar de series es más sencillo que nunca. Como curiosidad solo apuntaré que Netflix lleva intentando desembarcar en nuestro país varios años sin posibilidad por las abusivos precios de derechos de autor que tenemos en España, tres veces más caros que en cualquier otro lugar del mundo. Y no solo eso, están trayéndonos series que de otra forma sería imposible que viéramos, al menos de forma legal. Preacher es un claro ejemplo de ello, la polémica y oscura novela gráfica de Garth Ennis y ahora llevada a la pantalla por Seth Rogen y Evan Goldberg (Juerga hasta el fin, The Interview) con unas dosis de mala leche y violencia tan gratuita que vestirían de colegiala emocionada a Stephen King.

Y no solo nos traen nuevas producciones. Seguro que a muchos os suena Arrested Development, esa brillante comedia que trataba a modo de falso documental las desventuras de la Familia Bluth que a pesar de ser considerada una de las series más importantes de la comedia situacional del momento, en España apenas emitieron una primera temporada que nos dejaba con ganas de más. Bueno, pues Netflix nos trae las siguientes temporadas en su hermoso catálogo y ese tipo de gestos me llenan de esperanza (Park and Recreations…. Ya va quedando menos).

En resumidas cuentas. Estamos aquí para hablar de series. Trataré de ser objetivo sin perder la pasión que me hizo introducirme en este mundo profesionalmente. Las series de ficción son el nuevo cine y el que no lo sepa aún no vio Juego de Tronos o Strangers Things. Humor técnico y pasional que espero que os encante leer, tanto como a mí escribirlo…

…y por último, de los inventores de cómo dejar con intriga a un tonto, nos llega ¿Sabéis que es un gancho final en una serie? Pues es cuando…

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print