‘La templanza’, nos transporta a los viñedos jerezanos

La templanza, la nueva adaptación en serie de una novela de María Dueñas triunfa en Amazon Prime Video ¿Queréis saber más?

Han pasado ya unos años desde que pudimos disfrutar de la adaptación televisiva de El tiempo entre costuras, novela de María Dueñas, con gran éxito de audiencia y ahora, por fin, tenemos en la plataforma de Amazon Prime Video la oportunidad de deleitarnos con La templanza.

La serie basada en la novela de la misma escritora nos lleva de viaje, a lo largo de diez capítulos, a un siglo XIX de la mano de dos de sus protagonistas Mauro Larrea (interpretado por Rafael Novoa) y Soledad Montalvo (interpretado por Leonor Watling) dos personajes hechos a sí mismos con su mochila cargada por el peso de sus vivencias y cuya historia confluirá en la ciudad de Jerez en la que surgirá su amor.

Exquisita producción con gran cuidado de los detalles

Estamos hablando de una producción en la que no solo es protagonista la historia de amor de los personajes sino que cada lugar, cada ambiente cobra su protagonismo.

Me explico, la historia transcurre en varios países: España concretamente Jerez con sus viñedos, México, La Habana (Cuba), Londres; en todos y en cada uno de ellos se plasma con gran agrado la arquitectura, la forma de vida, el vestuario, el ambiente e incluso el lenguaje (escenas en inglés subtituladas en español o los modismos latinoamericanos).

Lo mismo estamos en un salón inglés tomando el té que en una gran hacienda en México asistiendo a un baile.

Es un gran trabajo del director Guillem Morales que junto con Alberto Rojo y Patricia Font han formado un tándem cuyo resultado es la obtención de una serie muy merecedora.

La adaptación del guion ha corrido a cargo de Susana López Rubio y de Javier Holgado. He de decir que es cierto que en toda adaptación de una novela hay que reajustar, dejar a un lado o ir a lo que realmente puede ser más interesante a nivel cinematográfico, pero sin reinventar la historia o crear algo ajeno a lo que es el texto original.

En los dos primeros episodios la historia tiene un avance muy rápido, a veces uno se pierde, y en otras ocasiones parece más lento de lo normal, pero todo ello surge de la necesidad de llegar al punto de poner delante del espectador lo que es la vida y situación de los dos protagonistas: Mauro Larrea y Soledad Montalvo en el momento en el que la narración tiene su auge.

Mauro convirtiéndose en un hombre de negocios para sacar adelante a sus hijos y Soledad luchando por salvaguardar la herencia de su esposo, ambos sufriendo conspiraciones ocultas y muchas vicisitudes por el camino.

Un acertado casting

De lo mejor que he visto últimamente en una producción española (producida por Boomerang TV y Buendía Studios) es el elenco de actores seleccionados para La templanza, tanto Leonor Watling como Rafael Novoa aparecen ante la pantalla como dos grandes titanes y ninguno de los dos resta protagonismo al otro en escena, se complementan a la perfección y da tal verosimilitud a la historia que nos están contando que quita el sentido. Destacar el papel de Juana Acosta que es espectacular.

El boom de las series de época

Señores y señoras, desde que  Netflix estrenara Los Bridgerton (que también recomiendo) basada en la serie de novelas de la autora Julia Quinn ambientada en la sociedad londinense de principios del s.XIX, parece ser que las adaptaciones de libros a series están a la orden del día

Además, también tenemos el nuevo estreno de La cocinera de Castamar basada en la novela de Fernando J. Muñez en la plataforma de Atresplayer Premium y en abierto en Antena3 pero ésta, y a pesar del elenco de actores como Michelle Jenner, Roberto Enríquez o Hugo Silva, en mi opinión, tiene un tono más a telenovela que a gran serie, dista mucho de llegar a la calidad de La templanza.

Sea como fuere, es de agradecer el ver plasmados en la pantalla tales adaptaciones.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print