Kentaro Miura, se nos ha ido un grande del manga

El 06 de mayo de 2021 fenecía Kentaro Miura tras una disección aórtica aguda. Cómo se suele decir, se nos va un grande. Puede que no conozcas su obra, o que en tu vida te hayas planteado leer un manga, pero su inspiración ha servido para muchas otras propuestas culturales que seguro si has devorado.

¿Conoces Berserk? Deberías. Creado en 1989 en una época que, en palabras del autor: “el manga no tenía un código ético”.

De esas palabras nacía una joya de la fantasía oscura. Nos brindaba un arco inicial que era, simple y llanamente, sobresaliente. Monstruos horribles, luchas de espadas emocionantes y unos personajes definidos, carismáticos e increíblemente atractivos por lo que representaban tanto en virtudes como en miserias.

Gatsu y Griffin, caras opuestas de una moneda. Mercenarios para el mejor postor. Gatsu con su sanguinaria furia; Griffin, tan atractivo y locuaz; tan líder y manipulador, que bien podría haber sido el mismísimo diablo. Ese arco inicial acaba con un giro tan cruel que daba igual lo mucho que se intuyera, te golpea.

Dicho arco tiene tres películas que merecen mucho la pena, por cierto:

Berserk: La edad de oro I: El huevo del Rey Conquistador.

Berserk: La edad de oro II: La Batalla de Doldrey.

Berserk: La edad de oro III: El advenimiento.

Tres películas que componen el pasado de Gatsu, el “por qué” de su odio, y personalmente, considero que engloba la parte más importante y perfecta del argumento del manga. ¿Lo siguiente? Cojonudamente bueno, con un arte gótico y barroco, minucioso y espectacular en sus ilustraciones, que sirvió de inspiración para la aclamada saga Dark Souls de Hidetaka Miyazaki (¿Nadie se percató del parecido entre la armadura de Artorias y la de Gatsu? ¿Y la marca del cazador de Bloodborne?). CAPCOM, por dar un ejemplo, promocionó Dragon’s Dogma con armaduras de Berserk.

Muchas más influencias

Fuera de los videojuegos (Que os aseguro que no son pocos), encontramos también muchísimas comparaciones entre los fans de la fantasía oscura. No son pocos los que ven a Gatsu en Logen Nuevededos (En su faceta más “sanguinaria”), o incluso al mismo Geralt de Rivia (Una comparación más cogida por los pelos, pero que sigue haciendo eco entre los fans).

Y es que Miura bebía muchísimo de la fantasía. De hecho, una de sus películas favoritas fue Excalibur. Una cinta que junto a Conan el Bárbaro reúne mucho de lo que podremos ver posteriormente en su obra.

A Kentaro Miura le corresponde la creación de un mundo sumamente crudo y oscuro ambientada en la edad media occidental más terrorífica. En su manga se han visto verdaderas crueldades, protagonistas tan grises que duele solo imaginarse por donde van a salir, sangre, asesinatos, violaciones…

 

Es un manga adulto, por los simbolismos que encierra. Y muy duro, tanto en lo que narra cómo en su puesta en escena. Sus edificios están sobrecargados de relieves retorcidos. La religión es un ente corrupto. Los que habitan sus tierras son comida o desperdicio; tanto de los demonios que las habitan, cómo de los políticos que los gobiernan.

No apto para el público infantil

A medida que avanza el manga va perdiendo sus tonos más seinen (género enfocado al público adulto) hacia el shonen (género de acción más adolescente), pero sin perder ni una pizca de oscuridad por el camino.

De su obra han salido varios animes, películas, videojuegos, e incluso una novela ligera escrita por Makoto Fukami titulada Berserk: El caballero del dragón de fuego, que estuvo ilustrada por el mismo Kentaro Miura.

Son más de 30 años de Berserk, pero no creáis que da para una inabarcable cantidad de capítulos. Apenas unos 40 tomos (el último publicado en 2019), debido a que el autor se lo tomó con relativa calma para explayarse en su obra. A día de hoy, queda inconclusa, pero sigue siendo uno de los máximos exponentes de la fantasía oscura en cómic que te puedes echar a la cara.

¿En España? La cosa ha dado bastantes saltos. Dicen las malas lenguas que sus reediciones en español fueron una de las causas del cierre de MangaLine y los derechos de publicación en nuestro idioma acabaron en manos de Glenant. Se hizo una mejora en la traducción japonesa del manga, y su última edición salió en 2013, hasta que Panini lo rescató en 2017, donde se está publicando una reedición actualmente.

37 tomos traducidos a nuestro idioma que hacen la joya de cualquier colección y de cualquier lector (sea de cómic o no) de fantasía que se precie.

Con estas últimas palabras me despido. Descansa en paz, Kentaro Miura. Tu leyenda persistirá por siempre.  

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print