Entrevista a Judith Tiral

“Quiero poder vivir haciendo cosas creativas y si tengo que pasar por el aro de ser influencer para hacerlo, lo voy a hacer”

Hola hola hola mi nombre es Maria Chiara y hoy vamos a hacer a Judith Tiral preguntas que quizás nunca le habían hecho… Si no pillas la referencia es que necesitas descargarte Podimo y escuchar este Podcast del cual por cierto hablaremos a lo largo de la entrevista.

Empezamos:

Para los que no te conocen Judith, cómo te describirías a ti y a lo que haces en una frase?

Soy una creadora de contenido y viajo por el mundo buscando curiosidades de la historia para contarlas en YouTube o en internet, al final hay muchas plataformas ahora ¿Esto es más de una frase seguramente ¿no? (risas)

¿Cómo empezaste tu canal individual?

Estaba en Japón, alrededor del 2015, y veía muchos YouTubers, cuando todavía era algo medio friky y recuerdo que yo también quería hacer vídeos cómo los que veía, pero me daba mucha vergüenza.

No era algo habitual que alguien se grabara e hiciera vídeos. Entonces, estaba con una chica japonesa, que era lo más, Haruka, y ella me dio el empujón para empezar.

Los vídeos tenían la misma esencias de los de ahora pero enfocados a Japón. Eran en plan “Por qué los japoneses llevan mascarilla?” (cuando todavía no todo el mundo lo hacía) o “¿Por qué los japoneses no engordan?” Y funcionaron super bien.

¿Qué te daba más miedo a la hora de abrir el canal?

Lo que me daba más miedo era el hacer el ridículo o recibir una reacción de mis amigos en plan “¿Qué estás haciendo?”

¿Y qué era lo que tenías más ganas de hacer?

Yo trabajaba en marketing y estrategia de contenidos para empresas y estaba cansada porque al final era siempre lo mismo. Aunque las empresas eran distintas, lo que es la estructura de la estrategia siempre es la misma. Lo que necesitaba era un papel en blanco y un “toma, haz un vídeo”.

Poder hacer lo que quiera es super guay. Estaba cansada de horarios y tenía ganas de un trabajo más creativo.

¿Quieres ser influencer?

Quiero poder vivir haciendo cosas creativas y si tengo que pasar por el aro de ser influencer para hacerlo, lo voy a hacer, mientras yo pueda hacer vídeos.

Y ahora, años después acabas de sacar un documental sobre La historia de Margot, superviviente del holocausto Judith…

Ahí sí ¿Te ha gustado?

Lo tuve que dividir en dos partes, por qué era duro de ver, pero sí me encantó. La segunda parte la vi en el metro de camino al trabajo llorando y de verdad que enhorabuena porque vaya trabajo.

Muchas gracias. Sí, ha sido intenso y repasar una y otra vez la historia de Margot mientras editaba el vídeo ha sido muy duro, pero fue una experiencia increíble y me parece super bonito porque da la lección de “no hay que odiar a nadie y hay que desconfiar en los que odian” y que lo diga ella, a pesar de todo lo que le ha pasado, me parece un mensaje muy potente. Ella es brutal, de verdad.

¿Cómo se te ocurrió la idea del documental?

Quería nuevos retos. En verano estaba muy saturada. No podía más con la carga de trabajo. No me malinterpretes, me gustan los vídeos que hago, me parecen interesantes, pero hay que tener en cuenta que solo de investigación necesito días, después lo tengo que editar bien, viajar al sitio también son x días…

Y eso la gente no lo ve. El público quiere el vídeo cada semana. Yo me había comprometido a eso, pero también empezaba a sentir casi una imposición.

Se me ocurrió la idea del documental y quise probar.

En Estirando el chicle dijiste que estás un poco cansada de viajar y que de todas formas cuando viajas te gusta estar un mes, pero siempre volver a tu casa después. Sigue siendo así?

Siempre digo que estoy cansada de viajar pero luego me doy cuenta de que soy más feliz cuando estoy viajando. Me pasa siempre, siempre, siempre.

Ahora mismo sí que tengo ganas porque llevo un mes y algo sin viajar, pero sí que es verdad que antes tenía un ritmo distinto que no echo de menos. Igual estaba cuatro meses en un sitio y cada semana cambiaba de ciudad y volvía a preparar la maleta. Ahora estoy agotada de eso porque lo he vivido demasiado, lo he quemado y no lo quiero volver a hacer nunca más.

Me resulta super cansado, mi abuela ya no está muy bien de salud y entonces pienso que me estoy perdiendo sus últimos años. Tengo ganas de crear una familia y de tener pareja, no me apetece estar en Asia cada semana en un sitio diferente.

Me noto más mayorcita ya.

Si te dijeran puedes viajar toda tu vida, pero no puedes volver a Barcelona o puedes viajar para siempre, pero nunca más volver a Barcelona ¿Con cuál te quedas?

Con no poder viajar nunca más y quedarme en BCN porque estoy enamorada de la ciudad y porque todos mis amigos y familia están aquí. Es que para mi encima de cualquier otra cosa están mi familia y mis amigos.

Además de hacer vídeos informativos e interesantes, entretienes mucho a través de las historias de Instagram que son muy graciosas  ¿Has descubierto otras cosas que dan vergüenza ajena?

[ríe] A mi me da vergüenza todo en verdad. O sea, cuándo me llaman, coger el teléfono, aunque sea un amigo, me da vergüenza. Me dan vergüenza muchas cosas que son normales, no sé por qué. También me daría mucha vergüenza que, y ésto lo dije en story, un coche me diera un golpe. O sea, lo pasaría mal no por el golpe si no por la escena. Todo el mundo preguntándome, no no por favor tierra trágame.

También tienes un Podcast en Podimo que es muy interesante y en el que buscas respuestas a preguntas que nunca nos habíamos hecho. ¿Cuál es la que te sorprendió más?

Hay muchas. Lo que más me ha sorprendido últimamente es que casi todos los motivos primero que todo tiene un porque hasta la cosa más estúpida de nuestro presente tiene un porque siempre. Y luego me he dado cuenta de que en muchas cosas, por ejemplo por qué las mujeres vamos de color rosa, o por qué las mujeres empezamos a fumar, tuvieron influencias los actores de Hollywood.

¿Nunca tuviste miedo de viajar sola antes de que pasó lo de Francia?

Ahora sí, pero antes no. No sé si era porque era inconsciente, pero tuve mucha suerte con la gente hasta aquel momento. Cuando fui a Berlin en Septiembre por lo de Margot a las 7 de la tarde iba a casa porque me daba miedo. Antes no, iba dando vueltas hasta las 2 de la mañana.

¿Y qué recomendarías a una seguidora que quiere empezar a viajar sola?

Que empiece por Europa, que se informe. Hay muchas páginas que dicen de los barrios y de las calles que evitar. Y que cuando anochezca tristemente, que se vaya a casa porque nunca se sabe.

¿Y el tema LGBT también cuando tu viajas lo miras?

Lo miro, pero bastante para ligar [risas] – como viajo sola, nunca me ha afectado el hecho de tener que tener cuidado en ir con alguien con la mano o pasar por situaciones y comentarios homófobos. Luego, en los países en los que está penado con muerte me parece ridículo que vaya a visitarlos yo primero porque estoy en peligro y segundo porque no quiero contribuir al gobierno y al turismo de ese país hasta que no cambie el gobierno.

Tienes una relación super estrecha con tus fans y seguidores ¿hay algo que te gustaría decirles?

Son geniales. ¿Y sabes qué pasa? Es muy fuerte porque cuando alguien se acerca, creo que me sienten amiga porque me siguen y viendo mis contenidos entiendo que les parece que me conozcan pero es que yo no les conozco y me pasa igual [risas]. O sea, para mi son colegas, son siempre graciosos, tienen unas salidas graciosísimas. La comunidad que se ha construido alrededor es lo mejor de hacer contenido online. Es que me lo paso muy bien con ellos. Estoy muy agradecida.

Para cerrar – una pregunta que nunca te han hecho pero que te encantaría te hubiesen hecho.

Sí que es verdad que en las últimas entrevistas no me han preguntado qué es lo que quiero hacer después y tengo muchas ganas de hacer documentales. Ahora quiero contar historias locas y hacer documentales y como nadie me pregunta no lo puedo hablar [risas]

¿Y ya sabes sobre lo que quieres hacerlos?

Sí, ya he encontrado una historia loca en Italia, sobre el amor entre dos monjas… pero prefiero no desvelar más de momento…

¿Qué nos esperas en las próximas semanas?

Hice un vídeo sobre el muro de Berlin y otro sobre los barrios chinos. Muy interesantes, tengo ganas de compartirlos.

Y nosotros de verlos. ¡Muchas gracias Judith!

¡A vosotros!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print