Reflexiones desde mi espejo

Blog de Opinión

Manuel Gris

Han muerto dos Periodistas

La noticia de que alguien muere, en general, acarrea pena y dolor. Es la constatación de que algún día, todos nosotros, dejaremos de respirar, de latir, y nos convertiremos en un recuerdo a veces vago, en ocasiones inmortal, de lo que realmente fuimos. Y se acabó todo.

El motivo por el que me ha dado a estas horas por pensar en esta verdad absoluta es porque en estos días dieron a conocer que dos periodistas de guerra, dos héroes de la información, perdieron la vida realizando su trabajo, con su cámara y su blog en la mano tratando de que nosotros, penosos mortales, conozcamos la verdad del único modo en que puede saberse: viviéndola.

Ellos jamás volverán a sonreír o a abrazar a nadie, tampoco volverán a tomarse una cerveza con un amigo o emocionarse con un libro o una película; simple y llanamente ya no están.

Todavía hay clases

Y esta triste y amarga noticia me hizo pensar en todos los que desde el trono en que se ha convertido el periodismo, desde sus cloacas pulidas a base de intereses dogmáticos y recitar como cacatúas lo que les dictan los poderosos, han osado llamar a estos dos hombres, a estos valientes, “compañeros de profesión”.

Vamos a ver, rodilleras del estado pagado a base de dinero del mismo contribuyente al que tratas de convertir en un esclavo, ¿me puedes decir qué te pasa por la cabeza (si tienes) para equipararte con estos dos verdaderos periodistas? ¿Quién te ha nombrado a ti digno de siquiera oler el escalón de profesionalidad en el que los difuntos estaban posicionados a base de trabajo serio e independiente, de sacrificio total por una profesión prostituida a día de hoy por gente como tú?

Porque la vergüenza que he sentido al oírles, al verles, pregonar a boca llena que sus “hermanos de profesión” han fallecido, ha sido de las que crean cicatrices que sólo se curan con textos como este, en el que escupo rabia que a base de insultos a la inteligencia, mentiras e ideologías pagadas por muchos de los que viven como millonarios a base de la vilipendiada carrera de periodismo, crece cada día más por culpa de esta caterva de payasos.

Han muerto dos Periodistas, con mayúsculas, pero como no les van a valer a los medios o a algunos políticos para atacar al enemigo, como fue el caso de José Couso, no leeréis mucho sus nombres. Pero para eso estoy yo aquí:

David Beriain y Roberto Fraile, descansad en paz… 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print