Antonio en la cocina

Blog de Cocina

Antonio Gómez

La unión hace la fuerza: bacalao sobre pisto con alioli de ajo negro gratinada

Muchas veces las elaboraciones complicadas nos hacen desistir de cocinar, y más si es en una fecha marcada, ya sea un aniversario u otra celebración. Pero hay platos bastantes sencillos que son muy resultones y vistosos.

Hoy quiero presentaros la última receta que he compartido en mi perfil de Instagram por dos motivos. El primero es que es de esos platos sencillos y resultones. El segundo es que está compuesto de 3 elaboraciones independientes que creo son indispensables en una cocina.

Bacalao sobre pisto con alioli de ajo negro gratinada

Vamos a empezar con el Bacalao. Lo ideal es comprar un buen lomo sin espinas y desalarlo.

Para ello vamos a cortar en porciones, quitarle el exceso de sal que tenga bajo el grifo y meterlo en un recipiente hermético, hondo y amplio, con agua fría durante 48 horas en la nevera.

El bacalao debe quedar completamente cubierto por el agua, y esta, debe cambiarse cada 6 horas. Una vez pasadas esas 48 h probad el punto de sal, es mejor que parezca tener poca, ya que al cocinarlo emergerá la sal que contenga.

Continuamos con el Pisto para el que necesitaremos 2 cebollas, 1 pimiento rojo de asar grande, 1 calabacín, 1 lata de Kg de tomate triturado, sal, aceite, ajo en polvo y orégano.

Para mí es indispensable en la cocina, ya que te puede salvar una cena junto a unos huevos, pero también sirve para sustituir el sofrito de un guiso, o triturándolo tienes una estupenda salsa de tomate.

Para ello vamos a picar las verduras (cebolla, pimiento y calabacín) en dados pequeños. Ponemos a fuego medio una sartén grande, o tartera, y echamos 2 cucharadas de aceite, calentamos y comenzamos a sofreír la cebolla hasta que esté pochada y transparente ligeramente, entonces echaremos el pimiento y sofreímos hasta que se ablande.

Por último echamos el calabacín y continuamos sofriendo hasta que empiece a ablandarse. Yo suelo utilizar tomate de lata, pero si disponéis de buenos tomates, tan solo tenéis que coger un kilo, pelarlos y triturarlos. En mi caso abrimos la lata y lo incorporamos al sofrito. Mezcla y baja el fuego al mínimo.

Vamos a dejar cocer hasta que veamos que el tomate ha perdido el agua y por tanto haya espesado. Al tener poco aceite habrá que vigilar y mover para que no se pegue, aunque no es necesario mover constantemente.

Este es el momento de probar y echar un poco de sal, ajo en polvo y orégano seco. Puede parecer complicado pero no os llevará más de 45 minutos en total.

La otra preparación es la Mahonesa, que en este caso al llevar ajo la llamaremos alioli, aunque no lo sea per se.

Necesitamos 1 huevo L, 1 cucharada de salsa de soja, 1 cucharada de vinagre balsámico, 1 diente de ajo negro, 200 ml aproximadamente de aceite de girasol.

Comenzamos poniendo en el vaso de la batidora el huevo con la soja, el diente de ajo negro y el vinagre balsámico. Apoyamos la batidora de mano en el fondo del vaso sin moverla, y mientras batimos, comenzamos a echar el aceite de girasol a hilo hasta que emulsione, entonces empezaremos a subir la batidora mientras terminas de echar el aceite hasta obtener una emulsión espesa. A más cantidad de aceite espesará más.

Ahora sólo queda el montaje

En una sartén caliente dora el bacalao 2 minutos por el lado de la piel, colócalo en una fuente sobre una base de pisto y cubre cada trozo con una cucharada del alioli. Gratina en el horno y sirve.

Que aproveche…

Podéis contactarme a través de Instagram, Facebook, Twitter o en el mail info.antonioenlacocina@gmail.com

 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print