‘La Familia Adams’, regresa la tribu más rarita y escalofriante del cine

El próximo 25 de octubre se estrena La Familia Adams, la última versión, esta vez de animación, de la historia del clan más peculiar del cine.

En opinión de los codirectores Conrad Vernon y Greg Tiernan, la clave para hacer una nueva película de la familia Addams era regresar a la fuente principal: las estrafalarias, excéntricas y escalofriantes viñetas que Charles Addams publicó en su día en la revista The New Yorker.

En los años treinta, sus sombríos dibujos eran un auténtico placer subversivo: temas oscuros, geniales claroscuros y frases lapidarias.

Un enfoque más moderno de la familia Adams

El enfoque era único; se habían realizado dos series de animación de corta duración, pero nadie se había atrevido a enfrentarse a un largometraje. ¿Cómo hacerlo tratándose de personajes a los que el público conoce y adora, y que ya han protagonizado una serie, una película e incluso un espectáculo para Broadway? “Está el factor nostalgia, desde luego, pero no es una reposición”, explica la productora Gail Berman. “Más bien lo veo como otra forma de traer a la familia Addams a este mundo”.

“Volvimos a las viñetas originales desde el principio, cuando nacieron los personajes”, dice el director Conrad Vernon. “Siempre los hemos conocido como una unidad familiar completa. Se nos ocurrió volver a los orígenes y ver qué ocurría”.

Si además le añadimos la genialidad de hacer una película de animación, el equipo ya disponía de todos los ingredientes para insuflar nueva vida a la muy querida familia. “La animación actual nos permite contar de formar más creíble historias de acontecimientos que quizá no pertenezcan a nuestro mundo”, explica Conrad Vernon. “En la época, probablemente era muy complicado mostrar esas cosas. Pero hoy, con la animación, prácticamente puede darse vida a cualquier cosa”.

Una atrevida adaptación

Una vez colocados los cimientos, el equipo creativo se enfrentó a la tarea de adaptar a los primeros Addams a la pantalla. “No son calcos de las viñetas originales de Charles Addams”, aclara Greg Tiernan. “Están directamente inspirados en esos dibujos, salen del mismo molde, pero con un toque añadido para nuestra película. Hay una línea directa, un hilo que remonta hasta los dibujos originales de Charles Addams. Nos pareció de suma importancia conservarlo”.

Charlize Theron, que da vida a Morticia, se sintió atraída por la eterna leyenda del estrambótico clan que, de un encantador modo subversivo, representa el auténtico significado de la palabra “familia”. “Me parece que, en el fondo, el público empatiza con la familia Addams porque siempre serán los Addams y se enorgullecen de serlo, no intentan cambiar por nadie ni por nada”, explica. “Todos queremos creer que vivimos nuestras vidas con la mayor autenticidad, especialmente dentro del círculo familiar. Y esta familia es extrema, pero a pesar de eso, tiene algo muy realista, muy anclado en la tierra. Incluso cuando intentan matarse, se aman profundamente, y se nota”.

El mensaje: ser diferente no es malo

Todos los que participaron en la película están de acuerdo en que uno puede identificarse con la lucha de la familia Addams y que dicha lucha es importante. “Es la historia del inmigrante. Llegan del viejo continente a América, echan raíces y construyen su vida. Aparece una mujer de fuera de su mundo decidida a transformar el barrio en algo donde los Addams no encajan y encima intenta echarlos”, explica el director Conrad Vernon. “En realidad, trata de la aceptación y del hecho de que Margaux es incapaz de ver más allá de sus ideas preconcebidas acerca de cómo deben ser sus vecinos para poder aceptar a personas que no encajan en sus patrones. Es hora de que aprenda que no todo el mundo vive como ella. Los Addams siempre aceptan a los demás. Tal vez piensan que algunas personas son un poco raras, pero siempre se esfuerzan en intentar entenderlas. Son los demás quienes no los aceptan, no al revés”.

“Esta película sirve para recordarnos que lo que nos parece normal puede no serlo para otra persona”, añade Charlize Theron. “También es muy divertida y está hecha para pasarlo bien, pero hay un mensaje subyacente: ser diferente no es malo, y nos vendría bien entenderlo y practicarlo. Me encanta saber que formo parte de una película que lleva este mensaje”.

La productora Gail Berman está totalmente de acuerdo: “Charles Addams creó un mundo muy divertido, pero los temas principales de la familia Addams, la idea de dar la bienvenida al forastero y ofrecerle un lugar en la sociedad, siguen siendo complicados. A primera vista son diferentes, raros, dan algo de miedo, pero si se rasca un poco, enseguida se ve que solo son una gran familia muy unida, y eso es lo mejor”.

Una película familiar

“Lo que más nos preocupaba era que fuera una película para toda la familia, no solo para niños de seis años”, añade Conrad Vernon. “Los padres también tienen derecho a pasárselo bien. Cuando se trabaja con material que remonta a los años treinta, vamos a encontrarnos con personas de noventa años que son fans de la familia Addams. Por eso deseábamos que fuera una película para toda la familia”.

Greg Tiernan y el guionista Matt Lieberman se esforzaron mucho para encontrar el equilibrio perfecto en el tono. “Siempre les mantuvimos a todos alejados del humor basto, y nunca dejamos de tener en cuenta que no son vampiros, ni hombres lobo y que no tienen nada que ver con Freddie Kruger”, explica el director. “Se trata de una familia normal que ve el mundo de una forma algo diferente. Eso sí, aprovechamos para incluir numerosos guiños a diversas películas de terror, pero sigue siendo entretenimiento para toda la familia y nunca se pasa”.

“También consideramos que hay toda una generación de jóvenes que quizá no sepan quiénes son los Addams”, sigue diciendo Greg Tiernan. “Nos sentimos responsables de presentar a estos personajes de forma que comuniquen el legado de Charles Addams. Ojalá, esté donde esté, se sienta feliz con lo que hemos hecho”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print