‘Despierta la furia’, con Jason Statham no se juega

No sé si a vosotros lectores, os pasa lo mismo que a mí, pero hay ciertos directores que cuando sacan película (serie no, soy algo hater) enseguida quiero ir a verla. En esta lista no os creáis que hay muchos, Tarantino, Wes Anderson, Nolan, Scorsese, Edgar Wright y como no, Guy Ritchie y alguno más que se me escapa.

Es que hace ya algunos años, que descubrí el lenguaje cinematográfico inglés. Lo descubrí como siempre, viendo cine y no estudiando cine. La cosa, es que empecé a sentir cierto afecto por este estilo de cine y concretamente, en directores como el que hoy os traigo.

A ver que nos trae Guy Ritchie…

En esta ocasión la historia que nos cuenta se centra en H, personaje interpretado por Jason Statham. Este es un misterioso hombre que acaba de ser contratado, por una compañía de seguridad que protege transportes blindados.

Esta nueva incorporación es más de lo que muestra. Cuando le intentan atracar, es cuando sorprende a todos mostrando unas habilidades de un soldado de élite. Esta demostración hace saltar la duda de sus compañeros, que se preguntan quién es él realmente. Pasa el tiempo y se descubre que H lo único que esta buscando es un ajuste de cuentas.

Para qué engañaros, no leí de qué iba la película en ningún momento y todavía menos hice caso al tráiler. Solo fui porque el director era quien era y casi el total de sus películas, me gustan. Vamos que fui muy a ciegas al cine, pero valió mucho la pena.

¡It’s showtime!

Es que en esta película el espectáculo esta servido. Muchos pensarán que puede ser un poco más de lo mismo, siendo el director que es. Para nada, el director se marca un ejercicio de dirección digna de un capo del séptimo arte.

Nos presenta un seguido de escenas de acción impresionantes, que de forma magistral te ofrece distintas perspectivas y personajes. Esta presentación te lleva a un momento de enrevesamiento, en el cual la tensión y el no saber que esta pasando, te hace rascarte la cabeza y mirar con incredulidad.

En ningún momento vas a perder la estela de la narrativa, pues se realiza un gran ejercicio de coherencia sobre lo que ocurre. Es cierto que la primera mitad de la película, se entrelazan muchos sucesos haciendo un mosaico de personajes y hechos.

En un momento de la película no sabes qué esta pasando, hay mucho cabos sueltos y enigmas que descifrar.

Nada que con un inteligente montaje, el director no sepa resolver. Dejando una segunda parte muy sencilla en su desarrollo, pero con todos los cabos de la trama bien ligados.

Quiero añadir un espadazo a esta película. Resulta que en la parte media final, cuando todo empieza a esclarecerse, los giros narrativos se vuelven muy predecibles y bastantes simplones. Es un punto de doble filo que entiendo; primero, por la compleja parte inicial y segundo, por la necesidad de no cargar al espectador con tantas líneas argumentales y dejar de jugar con su entendimiento.

¿No será otra historieta de macarrillas?  

Sí, pero no. Es cierto que se respira el aire hooligan de las películas de los bajos fondos londinenses. Aunque en esta ocasión, el reflejo de la bravuconería primitiva se sofistica dejando paso a una atmósfera de maldad y gente peligrosa. Eso sí con trajes bien elegantes y muchos modales. Por eso es destacable, la maravillosa creación de su tono y estilo, con el cual eres capaz de sentir el mal que los personajes desprenden.

A mi personalmente, la actuación me gustó bastante. Es cierto que Statham no puede dejar de ser un tío duro y todavía menos, mostrar una expresión paternalista. Pero es lo que mejor se le da ¿no? Me chocó ver al hijo de Clint Eastwood como el malo de la película. En líneas generales, es una película muy agradable de ver y simpática de digerir.

Por ir escondiendo los cadáveres, esta película no es de sus mejores, ni de cerca. Aunque a pesar de eso, se respira un estilo personal con matices propias de un director con firma propia. Que con los tiempos de mierda que vive la industria del cine, es bueno ver un poco de sello de autor.

Así que ir al cine o se os aparecerá el espíritu congelado de Walt Disney. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print