GODZILLA VS KONG

¡Get ready for the titan battle!

Como no, yo muy fan de las películas de Kaijus (Palabra japonesa que quiere decir bestia extraña o bestia gigante, pero es generalmente traducido al inglés como “monstruo”) me comía el ansia por ver, este enfrentamiento de magnitudes épicas. Así que sin más preámbulos, que empiece la primera critico-crónica de Kill Film Vol.33:

¡Señoras y señores pasen y vean!

Sed bienvenidos al combate supremo entre dos de los míticos titanes de todos los tiempos. Ambos pelearan por alzarse con el título de rey del Monsterverse. Un combate supremo que no dejará nada en pie.

En la esquina superior, con pelaje negro, un estatura de 120 metros y un peso de 1500 toneladas. Al que no le gustan que le soplen a la oreja. ¡Kong!

En la esquina contraria moviéndose por debajo del agua, con una capa de escamas más duras que el diamante, una estatura de 160 metros y un peso de casi 100 mil toneladas. El peso más pesado de la intratierra. ¡Godzilla!

Round 1: Sinopsis

El enfrentamiento empieza cuando dos de las fuerzas más poderosas, sacuden los cimientos de la humanidad cuando se ven cara a cara. Kong, junto con su grupo de adoradores, buscan contra todo pronóstico su verdadero hogar. Esto les llevará a una aventura muy peligrosa. Junto a ellos viajará una joven con un vínculo especial con el inmenso primate. 

El camino se complica, cuando Godzilla percibe la presencia de Kong. Este se enfurece y empieza arrasar todo. Ambos se enfrentan alrededor del mundo, provocados por unas fuerzas que responden al misterio de la profundidad del centro de la tierra.

La trama argumental de la película, es justa y necesaria. No se le puede pedir más a algo que se llama Godzilla vs Kong. Si se llamará “Existencialismo titánico” pues a lo mejor, tendría más cabida una reflexión moral sobre lo que somos frente otras especies, nuestra duración en el planeta tierra o si debemos o no evolucionar.

A pesar de lo previsible del final, la historia introduce elementos que hacen pivotar la película alrededor de la ciencia ficción. De esta forma, entre Kaiju y ciencia ficción, la historia se hace amena.

Round 2: Sangre

Toda esta colosal batalla viene bien adornada. Es necesario que entendáis que es un blockbuster, en mi juicio de los buenos. Es este tipo de películas que sí o sí, tienes que ir al cine a disfrutar de ellas. Un auténtico espectáculo, que yo disfruté como un niño. Mención aparte mi elección osada de verla en 4DMAX, de esta experiencia os hablaré en otro post.

Una película sin alardes, más allá de los efectos especiales, que en la búsqueda de presentar una historia sencilla, no se complica. Este es Kong, este Godzilla y por este motivo os vais a partir la cara. Una simpleza estructural en su narrativa, que me trasladó a las versiones antiguas de 1977. En otras palabras, me llevó a un imaginario, en el que el universo presentado nos hace, en cierta manera, vincularnos a lo que ocurre preguntándonos ¿y por qué no?

No es ninguna película que se tenga que analizar para presentar a los Oscars. De todas formas, hay dos puntos que a mi me gustaría destacar.

El primero, el más clave, es el ritmo con el que avanza la película. Es que en menos de cinco minutos, ya estas viendo a los dos colosos leyendo braille en la cara del otro. Todo sucede de forma pirotécnica; empieza duro, se relaja armoniosamente, un espectáculo de luces y para terminar el terremoto final.

El segunda, sería la banda sonora. No os mentiré, desde siempre me ha gustado Akira Ifukube compositor de las bandas sonoras antiguas y de muchos animes. Tenía claro que no iba a resucitar, pero aún así se percibe su influencia. Es más, el estilo musical clásico, se mezcla bien con lo aportes modernos de este nuevo film.

Final Round

En líneas generales, esta película sigue alargando la crisis creativa a la cual Hollywood esta sumida desde hace años. “Vamos a reciclar algo antiguo para atraer gente al cine”. Digo esto y a mi la película me gustó. Tienes que ir sí o sí a verla en el cine, si la vieras en casa seguramente te faltarían muchas palomitas.

Espero que este universo de monstruos no termine aquí y podamos, en un futuro, ver como se parten la cara más colosos clásicos del cine.

Obviamente no os voy a decir quien ganó el combate, ir y disfrutadlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on skype
Share on whatsapp
Share on email
Share on print