YellowBreak.com

Los datos personales que se soliciten a los usuarios o que se faciliten de modo voluntario a través de este sitio Web​ están sujetos a esta clausula de información de suscripción. [Leer +]
Email address
Nombre
Apellido
Confirmar Suscripción
Secure and Spam free...
≡ Menu

¡¡¡Iros a la mierda!!!

Tranquilos, que esto no va a ser otro artículo de opinión donde el que firma va a ponerse en modo salvador de la moral ni pretenderá que veáis las cosas de otro modo. Para nada. Este artículo es simple y llanamente para mandar un mensaje:

¡¡¡Iros a la mierda!!!, como diría La Polla Records.

Y ahora, si queréis, podéis dejar de leer porque a partir de ahora voy a razonaros este deseo de un modo más o menos educado (no me lo creo ni yo), más o menos de un modo sensato, y si alguien está aunque solo sea un poco de acuerdo conmigo pues, bueno, me enviáis un mensaje y seguimos charlando.

Mis razones:

El principal motivo de este deseo es que quiero teneros muy lejos de mí y los míos y todos los que de verdad me importan. Hemos llegado a un punto en que no le veo solución a nada de lo que tenemos en nuestra sociedad, pues cada día que pasa me parece que nos estamos metiendo en un agujero más y más oscuro, uno del que cuando lleguemos al callejón sin salida (que siempre está ahí aunque muchísima gente lo niegue) la única solución posible será bajarnos del mundo y acabar de una vez por todas con todo este laberinto absurdo y sin sentido que parece construido por un enfermo de esquizofrenia puesto hasta el culo de metanfetamina.

Pero no os preocupéis, porque no voy a ser yo el primero que desista de seguir el ritmo a este loco mundo.

Una sociedad de marionetas 

Ni por asomo pienso involucrarme un segundo más en este manicomio al que llamáis país, y en el que, llevados de la mano por aquellos a los que todavía no entiendo por qué votáis, vais derechitos a un follón en el que va a salir ganando, como siempre, NADIE.

Solo hay que ver cómo están las calles y, una vez más y como han pretendido desde el principio los que quieren una sociedad de marionetas, separar a los diferentes tipos de borregos que la forman:

_ Los que buscan pelea en todo lo que dicen los demás, intentando agarrar del cuello en todo momento una superioridad moral ridícula y que de ninguna manera tienen.

_ Los que dicen la frase de “es que si no votas, vendrá la derecha/izquierda”, que es justo lo que nos ha llevado al punto en el que estamos (¿no os sentís un poco muy gilipollas?).

_ Los que siguen votando sin saber leer la historia de cada partido (que si las putas y los Ere de Andalucía, que si la caja B del PP, que si la veleta de la que no te puedes fiar, que si el que pilla dinero de Irán y se caga en los ricos y después es el mayor feminista del mundo y el que tiene la casa más grande y lujosa, que si el burro de malas palabras y peores formas que después hace lo contrario de lo que repitió mil veces…), incluso después de ver una y otra vez como se ríen, insultan, roban, maltratan, o venden los mismos a lo que se les llena de boca de palabras que prometen bienestar social y un país digno.

_ Los que vienen o les dejan venir ilegalmente previo pago de billete por ONG, y pasan de integrarse o respetarnos, y encima encuentran un atajo de imbéciles buenistas descerebrados que se tumban con calma en el suelo para hacerles de colchón y ni rechistan cuando se ponen a saltar sobre ellos con las botas llenas de barro.

Y así, la verdad, podría estar horas. Miles de horas.

Pero ya me he rendido. Paso de vosotros. He llegado a un punto de aburrimiento y de cansancio, de completa falta de empatía por todos vosotros, que ya no me importáis nada.

Por mí, sinceramente, como si empieza ahora mismo la bronca que tanto desean los cegatos y llenos de ira prefabricada que ni aceptan que haya anormales fabricando bombas entre sus filas, los proetarras que piden ilegalizar a otros partidos del mismo modo que hacen sus adorados fascistas, y los que hacen el gilipollas en plena calle con sus rezos y sus golpes en el pecho sin respetar el país que les ha “aceptado” y les paga el pan con dinero público, y todos, juntitos, que se lleven por delante todo lo que queremos. Todo. Que no quede nada.

Tengo ganas de un golpe en la mesa que haga que todo se detenga y así podamos, los que de verdad queremos pensar y razonar y buscar un camino que tomar sin baches ni piedras con cantos afilados, crear algo que a lo que se le pueda llamar hogar, y que tenga lo que muchos odian y prostituyen a todas horas: paz.

¿Es tan difícil? Me importa una mierda, así que no pienso ni contestar. Prefiero gastar mi tiempo en cuidar de los míos, quererlos, y disfrutar del tiempo que me dejéis estar con ellos.

Todo lo demás, sinceramente, se puede ir a la mierda.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

YellowBreak.com

Los datos personales que se soliciten a los usuarios o que se faciliten de modo voluntario a través de este sitio Web​ están sujetos a esta clausula de información de suscripción. [Leer +]
Email address
Nombre
Apellido
Confirmar Suscripción
Secure and Spam free...