≡ Menu

≡ Menu
Wonder Wheel post image

El 22 de diciembre se estrena en España el último trabajo de Woody Allen, Wonder Wheel. Con el conocido puerto de Coney Island como escenario, y protagonista principal, la historia es un drama romántico al más puro estilo Allen.

La filmografía de Woody Allen siempre ha mostrado su afición especial por Coney Island, por ello estableció el hogar de la infancia de Alvy Singer de Annie Hall bajo la ruidosa montaña rusa Cyclone. Los recuerdos felices de la infancia del director han estado muy presente en alguna de sus películas más famosas. “Siempre me impresionó. Había tanta gente colorida allí, y tantas actividades conflictivas y complejas sucediendo, y era una atmósfera tan vital. Pensé que sería una atmósfera muy provocativa para establecer una historia dramática ” asegura Allen.

Al igual que muchas de las películas de Allen, Wonder Wheel es una historia que implica amor y traición. “Ya sea que estés leyendo un drama griego, Stendhal, Tolstoy o Dickens, las relaciones amorosas están siempre presentes, porque causan tanta angustia, tanto conflicto en tanta gente. Conducen a muchos sentimientos y situaciones complejas, profundas, intensas, confusas y dramáticas. En particular, siempre me han atraído los problemas que tienen las mujeres. A lo largo de los siglos, los muchachos tienden a mostrar menos su sufrimiento. El código masculino es no mostrar sufrimiento. Como cuando un bateador es golpeado por un lanzador, la idea es no mostrar ningún dolor. Mientras que las mujeres siempre han sido más abiertas acerca de sus emociones. He hecho comedias en su mayoría, pero siempre que he recurrido a una historia dramática, casi siempre, no siempre, pero casi, ha sido sobre mujeres en situaciones críticas ” continúa diciendo el director.

Mucho drama y amor

Poéticamente fotografiada por Vittorio Storaro, Wonder Wheel es una poderosa historia dramática de pasión, violencia y traición que cuenta la vida de cuatro personajes cuyas existencias se entrelazan en medio del bullicio del parque de atracciones Coney Island en la década de 1950: Ginny (Kate Winslet), una ex actriz melancólica y emocionalmente volátil que ahora trabaja como camarera en un restaurante del puerto; Humpty (Jim Belushi), el operador de carrusel de Ginny; Mickey (Justin Timberlake), un joven y guapo socorrista que sueña con convertirse en dramaturgo; y Carolina (Juno Temple), la hija de Humpty, que ahora se está escondiendo de los mafiosos en el apartamento de su padre.

Mientras que la película se llama Wonder Wheel debido al paseo en el parque de atracciones Coney Island, el título también tiene una resonancia metafórica. “Los mismos comportamientos siguen dando vueltas y vueltas para estos personajes”, dice Belushi. “Por mucho que Humpty quiera cambiar, tanto como Ginny quiere cambiar, siguen los mismos patrones. Es un círculo vicioso de sus vidas y sus codependencias, y no pueden explotar “. Allen dice:” Probablemente sea cierto que puedes extrapolar algún tipo de símbolo de vida desde cualquier atracción del parque de atracciones. O estás en la rueda de la maravilla dando vueltas inexorablemente como la vida gira sin sentido, o estás montando un carrusel tratando de atrapar ese anillo de bronce que nunca conseguirás, o estás en la montaña rusa. Entiendes la idea. La vista es hermosa desde Wonder Wheel, pero no vas a ningún lugar. Tiene un elemento de romance, un elemento de belleza para él, pero en última instancia, un elemento de futilidad “.

En definitiva, una nueva película de Woody Allen que hará las delicias de sus fans.