≡ Menu
≡ Menu
VACACIONES AL VOLANTE post image

Si vas a salir de vacaciones en coche, esto puede interesarte. El automóvil es uno de los principales aliados para llegar al destino elegido, la playa, aquella ciudad de ensueño, el apetecible pueblecito rural… Y con él podemos vivir unas vacaciones inolvidables pero también si no lo llevamos todo controlado puede jugarnos una mala pasada.

Por ello, de la mano de la start-up Help Flash y de motorypunto.com te damos unos consejos para que todo salga como tú esperas.

1. Revisa el vehículo antes de salir en un taller especializado: Hay que revisar el coche antes salir y hay que hacerlo en un taller especializado. Los niveles de los líquidos, las pastillas de freno, las suspensiones, la batería… son puntos que no hay que olvidar. Especial atención a los neumáticos, son el único elemento que une el vehículo a la carretera. Y ahora en verano, también al aire acondicionado. No dejes nada al azar.

2. Planifica la hora de salida, pero no la de llegada. Evitar las horas punta con mayor aglomeración de vehículos es una buena medida y también lo es no salir de viaje nada más terminar la jornada laboral. Emprender un viaje sin descansar es un grave error. Fijarse una hora de llegada es otro error ya que determinará la velocidad a la que hay que circular y genera estrés.

3. Revisa el reglamento de seguridad y llevar información en el móvil de puntos de interés. Para evitar sustos, antes de salir hay que revisar que toda la documentación esté en orden. La ITV pasada, los papeles en regla, el chaleco reflectante y el triángulo en el interior del vehículo… También es muy importante llevar la batería de los smartphone cargada para evitar problemas en una emergencia.

4. Consulta rutas alternativas. Quizá implique algún kilómetro más o límites de velocidad más estrictos, pero serán más rápidas que estar parado por retenciones durante horas en la autovía. En caso de buscar otras opciones, hay que tener en cuenta que, aunque exista menos tráfico, seguramente haya más camiones, dado que tienen prohibido circular por autopistas y autovías en plena operación salida.

5. Usa el carril de la derecha. Para evitar sanciones y mejorar la fluidez del tráfico, hay que circular por la derecha y emplear el resto de carriles para adelantar o cuando la densidad del tráfico haga necesario repartirse. De este modo, no sólo se evita la ralentización del tráfico o frenazos innecesarios, sino también un flujo de circulación uniforme.

6. Cargar el maletero, todo un arte. Tras meses planificando las vacaciones, nadie quiere que una maleta mal colocada arruine su viaje. No hace falta ser un experto en física para saber que los objetos multiplican su peso en caso de ser proyectados a alta velocidad. Así la carga se debe distribuir de manera uniforme, colocando los objetos de más peso al fondo del maletero y, en último lugar, situar aquellas cosas que se puedan necesitar en una parada.

7. Extrema la precaución al volante. Mantener la distancia frontal de seguridad o ir atento a lo que ocurre dos o tres coches por delante es imprescindible para anticipar imprevistos y permitir que se incorporen nuevos vehículos a la vía. Además, conviene evitar el cambio constante de carril mediante el zigzag o acelerar en el momento en que aparece un tramo de tráfico más fluido, se puede presentar una nueva retención sin que se disponga de tiempo para frenar.

8. Ahorra combustible. El control de velocidad es un buen método para evitar multas inesperadas, además de garantizar el ahorro de combustible. No provocar acelerones o frenazos bruscos, no abusar de marchas cortas y realizar cambios de marcha rápidos ayuda a que el vehículo no pierda mucha velocidad en el proceso y, por lo tanto, a que consuma menos combustible. Asimismo, la aerodinámica del coche empeora con las ventanas abiertas, por lo que conviene usar el aire acondicionado cuando se circula rápido.

9. Cuida la alimentación y nada de alcohol o drogas. Las comidas copiosas y pesadas, así como la medicación, pueden producir somnolencia y disminución de la capacidad de atención al volante. El conductor debe ir cómodo, con la ropa adecuada y buen calzado (nada de sandalias playeras a los pies) y permanecer alerta ante lo que ocurra en la carretera. Los expertos recomiendan parar cada dos horas a refrescarse y tomar alguna bebida fresca pero nada de consumir alcohol o drogas antes de ponerse al volante.

10. Niños entretenidos. Los pequeños son los que más sufren los viajes largos. Hay que llevarlos entretenidos a bordo, con juegos, lectura, películas… también deben ir sentados en su dispositivo de retención infantil, el adecuado a su peso, y bien hidratados. Si se marean habrá que consultar previamente al médico para que ponga un remedio. Si llevas mascotas, las recomendaciones son las mismas, bien sujetos y tranquilos. Y cada poco tiempo parar para que se muevan e refresquen.