≡ Menu

≡ Menu

Cinco recetas perfectas para volver a la rutina

Cuando nos habíamos acostumbrado ya a las terrazas, las tapas y los chiringuitos de la playa, nos devuelven al odiado “tupper” en el microondas de la oficina… Pero no te preocupes, porque hoy vamos a ver 5 recetas (una para cada día de esa horrible primera semana) para que recuperes tu salud y tu energía después de los excesos del verano sin caer en la monotonía.

El lunes empezamos con lo que más nos cuesta incluir en nuestra dieta: legumbres y pescado azul. Parece que son alimentos que necesitan mucha dedicación, pero nada más lejos de la realidad: una ensalada de espinacas con alubias, tomate y atún, es una opción genial. Te recomiendo llevar el aliño por separado para que aguante mejor.

Para el martes, una idea rápida de preparar son unas brochetas de pollo y verdura. Puedes condimentarlas al gusto, con pimentón, curry, o la especia que más te guste. Solo consiste en cortar la verdura y el pollo en dados, impregnarlo con algo de aceite de oliva e incluir las especias. Después lo colocamos intercalado en un pincho y listo para llevar a la plancha. Además, puedes acompañarlo de un poco de arroz (preferiblemente integral).

El miércoles te propongo la tradicional tortilla de patata, pero en su versión más healthy: tortilla de calabacín. La receta es igual y, si no lo has probado, el sabor te va a sorprender. Además puedes añadirle algo de queso bajo en grasa por encima.

El jueves podemos hacer una rica ensalada de pasta, a la que puedes añadirle los ingredientes que prefieras: tomate, queso blanco, nueces o piñones, maíz… recuerda que la pasta siempre mejor integral.

Para el viernes nos merecemos algo rico, pero ligero, porque se avecina el fin de semana, y ¿qué mejor que berenjena rellena? Es tan fácil como abrirla por la mitad, vaciar el contenido y rellenarla con su propia pulpa, pimiento, cebolla y un poco de queso bajo en grasa. Lo metemos en el horno y ¡así de fácil!

Como ves, con un poco de organización y trabajo culinario el fin de semana (para no poner como excusa la falta de tiempo), el “tupper” puede dejar de ser un sinónimo de monotonía y convertirse en un aliado para conseguir una dieta equilibrada y hacernos un poco menos cuesta arriba el fin del verano.