YellowBreak.com

Los datos personales que se soliciten a los usuarios o que se faciliten de modo voluntario a través de este sitio Web​ están sujetos a esta clausula de información de suscripción. [Leer +]
Email address
Nombre
Apellido
Confirmar Suscripción
Secure and Spam free...
≡ Menu

≡ Menu

PUBG

La locura del Battle Royale

El mundo de los videojuegos es volátil… Análogamente me recuerda a un adolescente, joven e impetuoso, que ha descubierto que el dogma con el que los padres ven el mundo no tiene por qué ser el único posible y ha decidido con impaciencia asentar las bases de sus propios métodos, creyéndose el Papa de su nueva religión, “el ensayo y error”, sin darse cuenta de que su invención,  la rueda, llega ya varios siglos tarde.

¿Qué quiero decir con esta pedante sucesión de pamplinas? Para empezar que el mundo de los videojuegos es sumamente joven. Es un arte por el cual aún se debate si entra en la definición de arte, y que hasta hace poco la publicación de un videojuego estaba supeditada a grandes editoras (los padres) que tenían un inalterable sistema de sota, caballo y rey por el cual aseguraban sus obscenas inversiones.

Ahora llega internet (adolescencia) y las nuevas formas de publicar permiten a muchos desarrolladores volverse locos y expresar sus ideas. El “joven” se antepone al “viejo” y los nuevos sistemas hacen que el desembolso de dinero se centre en el videojuego y no tanto en su distribución física. Los desarrolladores pueden inventar y reinventar sobre sus propias invenciones, pasando al consumidor final por un montón de modas y tendencias tan efímeras que pueden llegar a marear, y en el que los Youtubers son corrientes que mueven los vientos de las tendencias. ¿Hace nada? Los juegos de supervivencia copaban el interés de los jugadores y ahora el mundo giró su atención ante un nuevo género, Battle royale.

¿A que me refería con inventar la rueda cuando esta ya estaba inventada? Véase que he dicho nuevo género, pero lo cierto es lo único novedoso del género es como con los peinados de los setenta, su auge actual. Seguro que mientras hablo de este género irás pensando en PlayerUnknow’s Battleground o Fornite como exponentes actuales, pero el “todos contra todos” se lleva efectuando desde que hay multijugador en un sistema de videojuegos. ¿Quién no ha alterado los parámetros de juegos como Unreal Tournamentpara meter una mastodóntica cantidad de jugadores en pantalla? ¿Quién no recuerda juegos como Quake 3 Arena?

Para empezar, mucha gente estaba equivocada con el origen del género (yo incluido) pensando que derivaba de cierta película japonesa (Que comparte un manga de misma temática) con el nombre de Battle Royale en el que Japón decide solucionar el problema de sus conflictivos adolescentes transportando a una clase al azar a una isla y dándole armas aleatorias para que se maten hasta que solo quede uno. Esta trama que perfectamente se podría catalogar de “Estupidez colosal” (¡aunque muy divertida! Una cosa no quita la otra) volvió a la moda con “Los Juegos del hambre”, profundizando un poco más y dotando el argumento de una coherencia más compleja, lo cual no es que fuera muy difícil. Muchos creíamos que el género venía de la película japonesa, pero según he podido comprobar, lo cierto es que viene del Wrestling, y de un sistema libre en el que varios luchadores entraban a la vez en el cuadrilátero para darse “amor” con sillas y nudillos. Con el auge de las películas recientes y la creatividad de los modders se pudo recrear la película en Minecraft y fue todo un éxito.

¿Lo siguiente?  Juegos con fuerte contenido de “mods” jugaron también su baza viendo el éxito en Minecraft, y otros como DayZ y Arma2pudieron poner en funcionamiento su método particular del “último jugador en pie”. Si bien en estos últimos casos hablamos de la comunidad “modder” (si no sabéis lo que son…  ¡Vergüenza para tu vaca! Y tras esto, aclarar que son “jugadores” que con cierta base de informática alteran un juego para añadir, quitar o modificarlo de cualquier forma, creando incluso nuevos métodos jugables desde cero), pero con el tiempo las mismas empresas han intentado recrear el auge de forma personal.  Este método llamado en un principio Juegos del hambre (en honor a la peli), posteriormente Survival games (en honor al abogado de derechos de autor de la peli) pudo verse incluido en propuestas como Ark: Survival Evolved o en propuestas únicas en juegos como The Culling. El género se redefinió como “Battle Royale” y cuando PUBG (Playerunknow’s Battleground)apareció en escena se consiguió aunar el “hardcore” de este género, con lo “casual” de propuestas rápidas, lo cual tiene un mérito de narices. Mezclar una jugabilidad exigente en exploración y gunplay a la par que compites con otros 99 jugadores un mapa de 10 km2 y mezclado con el corte casual de partidas rápidas de 20-30 minutos en un proceso de inicio y fin que se reinicia en cada nueva partida. 

A pesar de que es un género que ya lleva su tiempo gestándose fue esta modesta propuesta la que dio en la tecla exacta… consiguiendo aunar hasta 30 millones de usuarios, rompiendo records históricos de jugadores simultáneos con 1.342.857 (solo en PC) y no olvidemos de que hablamos de un juego independiente que a su vez ha surgido de un MOD de otro juego. ¿Consecuencias? Todos quieren su parte del pastel. Fornite (que se inició como una propuesta de supervivencia cooperativa) ha conseguido incorporar los elementos de PUBG pero manteniendo su esencia y de forma gratuita. Grandes editoras como Activisiono EA ya hablan de como introducir sus buques insignia dentro de este género.  Otros proyectos fracasados como Lawbreakers se han visto tapados y sus creadores han decidido cambiar de aires y anular sus “previos” para encauzar su futuro ante esta propuesta.

Todo el mundo quiere su parte del pastel, y parece que todo el Online se encarama hacia este género. ¿Curiosamente? Acabo tal como empiezo, diciendo que el mundo de los videojuegos es volátil, un adolescente granuloso, y muy probablemente cuando estas nuevas propuestas lleguen para buscar su hueco dentro del género, el consumidor final haya ya comenzado a buscar sus intereses en la nueva moda de Youtube. Sea cual sea esta. Condenando lo nuevo “viejo” al ostracismo, y lo viejo “nuevo” como PUBG, al olimpo de los que consiguieron hacer historia por que supieron mezclar riesgo propio, con buena empatía de tendencias sociales. 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

YellowBreak.com

Los datos personales que se soliciten a los usuarios o que se faciliten de modo voluntario a través de este sitio Web​ están sujetos a esta clausula de información de suscripción. [Leer +]
Email address
Nombre
Apellido
Confirmar Suscripción
Secure and Spam free...