≡ Menu

≡ Menu
ORO: UN PROYECTO A CONTRACORRIENTE post image

Se estrena en España ORO, dirigida por Agustín Díaz Yanes, y basada en la historia del escritor Arturo Pérez- Reverte. La cinta está inspirada en las expediciones de los conquistadores españoles del siglo XVI.

Mikel Lejarza, productor de ORO, nos ofrece, con sus propias palabras, como enfrentaron este ambicioso proyecto.

“ORO cuenta una de esas duras incursiones, hacia el año 1540, a través de la selva centroamericana, en busca de una ciudad mítica india que, según se dice, está toda hecha de oro.

Si pensamos en aquello que se considera hoy en día como “comercial”, en términos de amplias taquillas y seguimiento mayoritario del público, la tendencia general nos dice que son las comedias costumbristas y ligeras las que copan el ranking de las películas más vistas en nuestro país y de nuestro cine. No ocurre igual en otros lares, los ingleses por ejemplo, todos los años llenan las pantallas de sus salas de cine y de sus televisores con historias relacionadas con su monarquía, sus ministros o sus batallas. En definitiva con su historia, que luego cuentan al resto del mundo hasta convertirla en Universal. Dunkerke es el último ejemplo, pero todos recordamos series como The Crown o películas como El Discurso del Rey o The Queen. Pero, ¿es imaginable que el cine español hiciera una película sobre alguno de sus monarcas o sobre Trafalgar? No lo es, nuestra historia, de dónde venimos, lo que nos explica, es uno de los temas menos utilizados por el cine en nuestro país.

Los norteamericanos, líderes indiscutibles en cuanto al sector cinematográfico, son también quienes más han utilizado el cine para hablarle al mundo de sí mismos y hasta han hecho de la construcción de su país un género cinematográfico en sí mismo: el western. Justo de ese hecho partió la idea de hacer ORO.

Fue Arturo Pérez-Reverte quien ideó un relato inédito, nunca publicado, que nació como respuesta al hecho de que nosotros también tuvimos como sociedad nuestro propio Oeste y sin embargo, los españoles hemos contado en escasas ocasiones lo que aconteció. ORO, de haberla rodado un equipo norteamericano, sería un western, sería cine clásico. Entre nosotros, es sencillamente una película extraña en los tiempos que corren.

Para algunos la llamada Conquista, para otros el descubrimiento, fue sencillamente una acción de un Imperio que expandía sus fronteras, sus creencias y su cultura. Para otros un genocidio. ORO no parte de ninguna de ambas premisas, sino del hecho evidente de que siendo algo de ambas cosas, el motor esencial por el que muchos españoles fueron a América, un territorio para ellos desconocido y peligroso, fue simplemente el ganarse la vida, es decir, encontrar el oro que mitigase su pobreza y les diera un futuro. La película dirigida por Agustín Díaz Yanes, con guión suyo y del propio Arturo Pérez-Reverte, parte de esa realidad para contar el durísimo viaje de un grupo de hombres y mujeres a través de un territorio sin caminos, lleno de sorpresas y riesgos, perseguidos al mismo tiempo que perseguidores, en busca de fortuna. En ese transcurrir lento, pesado, doloroso, más propio de una saeta que de un canto alegre y evasivo, hay violencia, hay muerte, pero también amor y épica, porque por encima de cualquier otra cuestión hay una aventura vital, la de unas personas que se enfrentaron a lo desconocido con valentía y como dice la película en su comienzo, casi sin darse cuenta construyeron con sus actos un nuevo mundo.”