≡ Menu

≡ Menu
LA MOMIA post image

Tom Cruise encabeza una espectacular y nueva versión cinematográfica de la leyenda que ha fascinado a culturas en todo el mundo desde los inicios de la civilización: La Momia, en las salas de cine españolas desde el 9 de junio.

El monstruo de Frankenstein, la criatura de la Laguna Negra, el hombre lobo, el hombre invisible o la momia son solo algunos de los icónicos monstruos que Universal Pictures ha llevado a la gran pantalla en el pasado y en el presente para dejarnos imágenes imperecederas e inolvidables.

Hace casi un siglo que los espectadores se sienten atraídos por los monstruos cinematográficos por varias razones. Estos personajes sobrehumanos no solo están a caballo entre la delgada línea que separa la vida de la muerte, sino que también nos fascinan porque son capaces de ir mucho más allá de lo que nos atrevemos a imaginar. Además, simpatizamos con su lucha interior porque pertenecen tanto al mundo de la luz como al de las sombras.

Es curioso, pero nuestra fascinación por los monstruos tiene un comienzo muy cinematográfico.

Los exploradores habían excavado la mayoría de las momias de la realeza egipcia cuando los arqueólogos británicos Howard Carter y Lord Carnarvon descubrieron la tumba de un jovencísimo faraón llamado Tutankamón en 1922. Casualmente, coincidió con la explosión del cine. El tema fascinó al mundo entero, pero nadie presagió el tremendo éxito de la primera película hablada en 1923.

Los espectadores tampoco esperaban sentir auténtico miedo en una sala de cine hasta que apareció Boris Karloff, que había encarnado al Monstruo de Frankenstein el año anterior, en el papel de la primera Momia cinematográfica, Imhotep, en la obra maestra de Karl Freund rodada para Universal Studios en 1932. Los gritos de terror que llenaban las salas, procedentes del público y de la pantalla, no pasaban por la imaginación de nadie diez años antes.

El cineasta Sean Daniel, que en 1985 fue el presidente de producción más joven de toda la historia de Universal desde sus comienzos, siempre sintió fascinación por el tema, lo que demostró al producir la última trilogía de La Momia. Ya como productor independiente propuso hace más de cuatro años a Universal reimaginar y relanzar al antihéroe personificado por La Momia para una nueva generación… dispuesta a dejarse fascinar y aterrar por la oscura criatura, como ocurrió con generaciones precedentes.

Sean Daniel estaba convencido de que el inmortal personaje no había perdido un ápice de su poder. De hecho, el productor y auténtico padrino de las modernas entregas de La momia, empezó a estudiar el material en 1994. “Desde mis comienzos en Universal, siempre defendí que debíamos seguir con La momia. Me parece que el personaje dice mucho de nuestra idea de la vida y de la muerte, y de quién lo controla”, comenta el productor. “Es misterioso, oscuro, electrizante y aterrador. Nunca he dejado de querer ver películas de La momia y por eso siempre las he defendido. Creo en las cintas de monstruos como un género propio, y que estos irresistibles personajes e historias atraen a un público mundial”.

Desde las inmensas arenas de Oriente Medio, hasta unos laberintos desconocidos debajo del Londres actual, La Momia ofrece una nueva e inesperada perspectiva de un mundo de dioses y monstruos.

Para completar el reparto, se unen a Tom Cruise intérpretes de la talla de Annabelle Wallis (el próximo estreno Rey Arturo: La leyenda de Excálibur, la serie Peaky Blinders), Jake Johnson (Jurassic World),  y el oscarizado Russell Crowe (Gladiator).

El equipo creativo de esta aventura de acción está encabezado por el director y productor Alex Kurtzman y el productor Chris Morgan, que han sido decisivos en las franquicias más exitosas de los últimos años, como Transformers, Star Trek y Mission: Impossible, en el caso de Kurtzman como guionista y productor, y Fast & Furious, en el caso de Morgan, cuya participación ha hecho que la saga creciera exponencialmente desde su tercera entrega. 

Rodada en tres continentes, con 50 decorados diferentes, 64 sesiones de gravedad cero (altura media), un sarcófago de 125 kilos, miles de efectos especiales y visuales, décadas de imaginación, más de trescientos mil metros de negativo rodado y un sinfín de vehículos de transporte. La Momia es el resultado del enorme esfuerzo por parte de los cientos de miembros del reparto y del equipo técnico que trabajaron innumerables horas para plasmar esta epopeya de acción y aventuras nacida hace 5.000 años.

A pesar de estar enterrada en una cripta en lo más profundo del desierto, una antigua reina (Sofia Boutella, Kingsman: Servicio secreto y Star Trek: Más allá) cuyo destino le fue arrebatado injustamente, se despierta en la nuestra época y hace gala de una maldad que ha crecido hasta límites insospechados con el paso de miles de años.