≡ Menu
≡ Menu

 El Intruso / Frederick Forsyth 

El vino de verdad es tinto, lo demás es zumo, con o sin burbujas

José Víctor Esteban

“Chacal”, “Los perros de la guerra” o el “El cuarto protocolo” han convertido a Frederick Forsyth en uno de los autores más leídos, disfrutados e imitados de los últimos cincuenta años. Siempre con un excelente pulso narrativo, el autor nos ha llevado por las selvas de África, los complots anti-presidenciales, la colaboración soterrada entre servicios secretos durante la guerra fría, tapaderas de nazis o su caza y persecución.

En “El Intruso”, obra casi autobiográfica según el propio autor, nos cuenta parte de su entretenidísima vida de curioso insaciable. Piloto de la RAF, capaz de hablar en cuatro idiomas (impagable su aprendizaje de español en Málaga y su imposible aspiración a ser torero con diecisiete años), periodista y finalmente escritor por la irrefrenable necesidad de llenar la nevera.

Corresponsal internacional, periodista en zona de guerra, observador con ansias de imparcialidad, colaborador accidental o voluntario con las agencias secretas británicas, “El Intruso” es una descripción pero también una reflexión sobre el poder, las relaciones personales, los egos, los prejuicios, el racismo y la influencia de los individuos en el desarrollo de los conflictos de la segunda mitad del siglo XX.

Especialmente interesantes me han parecido las páginas relacionadas con De Gaulle (el general que le cambió la vida gracias a “Chacal”), el conflicto de Biafra y la entrevista con el fundador del Israel moderno, David Ben Gurion.

En realidad Forsyth lleva contándonos su vida a retazos desde su primera novela y tengo la sensación de que en esta biografía fragmentaria se ha guardado mucho más de lo que ha llegado a contar.

Como siempre su lectura es amena, trepidante a veces, reflexiva otras y para cualquiera interesado en el día a día de nuestro mundo, el actual o el pasado más reciente, muy provocador. ¿Cuántas cosas más podría haber contado?

Pero lo cierto es que ha vivido a pleno pulmón, con miedo, con valor, con alegría, con dolor. En las primeras páginas define lo que para él es un escritor. Básicamente un intruso, alguien que en todo momento toma notas de lo que ocurre a su alrededor para poder contarlo algún día.

Y este británico enamorado de la vida tiene muchas cosas que contar, para nuestro disfrute y nuestra envidia.

Si quieres leer el primer capítulo pincha aquí. El Intruso.

@JVictorEsteban3

Banner 468x60