YellowBreak.com

Los datos personales que se soliciten a los usuarios o que se faciliten de modo voluntario a través de este sitio Web​ están sujetos a esta clausula de información de suscripción. [Leer +]
Email address
Nombre
Apellido
Confirmar Suscripción
Secure and Spam free...
≡ Menu
Entrevista a @SrtaBebi autora de ‘Memorias de una Salvaje’ post image

Entrevista a @SrtaBebi autora de ‘Memorias de una Salvaje’

“Mi opera prima como novelista tiene mucho de mí, por eso aspira a cambiar conciencias”

por Lorena Cañamero

Aunque para algunos resulte una desconocida la @Srtabebi es una de las tuiteras de identidad anónima más polémicas del momento. Con miles de seguidores en las mas importantes redes sociales ha conseguido convertirse en una importante influencer del mundo feminista. Con su primera novela, Memorias de una Salvaje (Planeta),  la autora desenmascara el tráfico de mujeres en España con una historia basada en hecho reales. YellowBreak ha charlado con la @Srtabebi.

Memorias de una Salvaje tiene como protagonista principal a Kassandra Fernández, una joven alicantina, estudiante de derecho, cuya vida estará marcada por ser la hija de una narcotraficante. El pago de la deuda que su padre contraerá con la organización criminal para la que trabaja obligará a K, como prefiere que la llamen, a trabajar en un burdel.

Decir que Memorias de una Salvaje es una novela intensa, dura y desgarradora se queda muy corto. La tensión de las situaciones que se describen en las páginas de esta novela hace imposible abandonar su lectura una vez que la inicias.

«Es necesaria la oscuridad para hallar luz. No existe libertad sin esclavitud. No existe paz sin guerra.»

Memorias de una Salvaje en un libro complejo. Podríamos estar hablando durante horas sobre el metalenguaje, la simbología, las referencias a los clásicos, o la influencia de libros como Alicia en el País de las Maravillas que empapa todas sus páginas. Pero como había que elegir una hemos preferido centrarnos en el objetivo que la @Srtabebi se marca en las notas del final del libro: “hacer oír la verdadera historia de las mujeres”.

__¿Cómo comenzaste a interesarte en este tema tan comprometido?

Soy criminóloga. Desde pequeña he sentido una fascinación -quizá alimentada por, como siempre apunto, mis avatares vitales personales- casi obsesiva por el mundo de la delincuencia. Además, fui una niña y soy una joven muy filosófica. Aspiro como sello genético de mi personalidad a explicarme los porqués desde un punto de vista radical, de raíz, y ello me sucedió, inextricablemente, con el mundo criminal. Llevo dedicándome a su estudio ocho años, tanto profesionalmente como de forma amateur. El estudio de la delincuencia como fenómeno y la escritura son mis vocaciones. 

__Memorias de una Salvaje es un relato que perfectamente podría servir como manual de la trata de blanca para profanos en el tema. El conocimiento del modus operandi de estas mafias, de las reacciones, tanto de los abusadores como de las víctimas es desgarrador ¿Cómo has conseguido ese grado de realismo?

Tras mis estudios generales de Criminología, me especialicé en violencia de género, tratamiento victimal y delincuencial y criminalidad organizada. Tenía mucha documentación oficial al respecto. Además, la novela está basada en hechos reales. Es cruda porque es real. 

__ Desde el principio de la novela dejas claro que la prostitución no es tanto un tema de sexo como de poder. La frase “Y está claro quién ostenta el poder en las sociedades” deja meridiana tu postura ¿Crees que se podría erradicar o que es un drama imposible de eliminar?

Como digo, soy muy filosófica, y hay una frase que repito mucho en mis debates sobre delincuencia: “No es lo mismo delincuencia que violencia. La violencia es instinto, la delincuencia es organización instintiva”. Con ello quiero decir que la violencia es imposible de erradicar, porque constituye una parte ontológica del ser humano, en este caso. Existe, está ahí. Somos agresivos y somos violentos, y debemos tratarlo como lo que es: algo natural, pese a sus consecuencias negativas. 

No ocurre lo mismo con la delincuencia -en este caso con la trata para fines de explotación sexual, que constituye un tipo de violencia sexual por poder- (existen multiplicidad de tipologías de violencia sexual atendiendo al fin). La trata sexual es una delincuencia de violencia pensada y estructurada, de motivo funcional y fin eficaz porque se consume, es cuasi psicopática. Es un entramado criminal que se nutre de los sistemas que infecta, y ello nos hace llegar a dos conclusiones. La primera es que cambiando la sociedad se podría erradicar. La segunda es que cambiar la sociedad es algo muy difícil. Pero no imposible. En eso estamos. 

__ En las notas de tu libro aseguras que la trata de blancas es una verdad que nadie quiere oír ¿Memorias de una Salvaje ayudará a dar visibilidad a esta tragedia que ataca al género femenino de una manera tan brutal?

Eso espero. Soy escritora, pero también activista. Mi opera prima como novelista tiene mucho de mí, por eso aspira a cambiar conciencias.

__Tu novela llega con la intención de sacudir conciencias ¿Piensas que la sociedad asume mejor estas historias si vienen de las páginas de un libro que de un informe oficial con cifras aterradoras?

Pienso que la literatura y las sociedades se mueven en círculos de retroalimentación. El  escritor no solo es una persona con la preciosa capacidad de narrar historias, si no que es alguien que, guste al mismo o no, cuenta con la opción política de crear la Historia. La literatura es producto de las sociedades, y yo ambiciono una literatura que produzca sociedades mejores. 

__¿Es el personaje de Ram una ventana abierta a la esperanza que sirve para demostrar que no todo está perdido, porque sigue habiendo gente buena (hombres en este caso) dispuesta a luchar por una buena causa?

Indiscutiblemente. Necesitaba un personaje “respiro”. Además, Ram destierra prejuicios que también considero muy importantes apuntar y combatir. 

__ Memorias de una Salvaje es también un alegato a la amistad entre mujeres. En contra de lo que nos han querido hacer creer las mujeres podemos ser amigas. Mujeres que hacen piña para luchar y enfrentarse al peligro sin necesidad de un príncipe azul que las salve ¿Crees que la solución a este problema puede estar en manos de las mujeres, cuando la sociedad, que tú calificas como esclavista y letal, no ha sido capaz de terminar con él?

Toda la sociedad está en manos de las mujeres. Si cambiamos nosotras, la sociedad lo hará. Tenemos la Historia en el puño. 

Todos los personajes de la novela parecen ser el reflejo de los eslabones de la trata de blancas. La chica inocente que no se entera de nada (Bilma, la mejor amiga de Kassandra), el niñato convencido de que las mujeres deben besar el suelo que pisa (Pablo, el compañero de clase), las obligadas víctimas (Marcela, Katya, Aleksandra, Bruna o Maisha), los proxenetas y macarras o Ram el hombre que la enseña a luchar, y le proporciona las armas necesarias para enfrentarse a los criminales, son espejo de mil realidades sin rostro que forman parte de este drama más antiguo que la civilización. 

__ ¿Poner huesos y piel a estos eslabones de la cadena acerca mejor el problema al gran público?

Humanizar conceptos y realidades es una tarea complicada, pero que consigue despertar en el lector un sentimiento de empatía que ayuda a comprenderlos mejor. Es por ello que en mi obra entrelazo personajes humanos y conceptos sociales a través de la alegoría continuada y las metáforas. 

__¿Qué has querido conseguir con la historia de tu Salvaje?

 La narración de un personaje femenino que diera la vuelta a una narrativa oxidada, patriarcal. Una literatura de musas y de secundariedad femenina; de romantización de la debilidad y la feminidad rancia. Kassandra rompe con el estereotipo de lo que yo llamo “protagonista cansada”. Es un personaje que evoluciona con el lector y muestra sus contradicciones y su humanidad. Es ahí, precisamente, donde reside su fuerza: en sus errores, en sus continuas preguntas, en su sufrimiento. Kassandra es humana y es mujer, pero no es la mujer que han querido fabricar, si no que se fabrica a sí misma, ensayo error. Coge su propia historia y la crea ella misma, no es la historia quien la crea a ella. Es por ello que una hija del Hielo (esta metáfora no se encuentra explicada en la novela), entiende que debe ser Fuego. Todo el devenir narrativo se muestra también como una alegoría a la deconstrucción femenina en el sistema patriarcal. 

__¿Qué te parece el galardón de ‘heroína generacional’ que algunos te han impuesto?

Yo creo que soy yo, nada más. Y si uno es lo que los demás dicen que es, diré que me emociona mucho cuando se me presenta de esa forma y que es un orgullo para mí. 

__¿Estás trabajando ahora en algo nuevo?

Siempre escribo, otra cosa es que lo publique. Por ahora, como artista no tengo en mente publicar una obra propia. 

Y terminamos con un mensaje de la autora:

«Querido lector: Este libro que tiene usted en sus manos no es una novela de ficción. Es una alegoría de usted mismo y de la sociedad en la que vive.»

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

YellowBreak.com

Los datos personales que se soliciten a los usuarios o que se faciliten de modo voluntario a través de este sitio Web​ están sujetos a esta clausula de información de suscripción. [Leer +]
Email address
Nombre
Apellido
Confirmar Suscripción
Secure and Spam free...