YellowBreak.com

Los datos personales que se soliciten a los usuarios o que se faciliten de modo voluntario a través de este sitio Web​ están sujetos a esta clausula de información de suscripción. [Leer +]
Email address
Nombre
Apellido
Confirmar Suscripción
Secure and Spam free...
≡ Menu

≡ Menu
Entrevista a Manuel Bartual post image

Después de su gran éxito en Twitter, Manuel Bartual se estrena con una novela en papel, El otro Manuel, una historia que en cierto modo se basa en Todo esta bien pero con la que el autor llega mucho más allá.

En Yellowbreak hemos tenido la oportunidad de hablar con Manuel Bartual -o quizá con el ‘otro Manuel’, el protagonista de su nueva historia-, sobre su nueva novela, una narración en la que descubre mucho de sí mismo y en la que la realidad y la ficción se entremezclan en un relato ameno, divertido, intrigante y con un final sorprendente. Así nos ha contestado Manuel Bartual a nuestras preguntas.

El otro Manuel, la nueva novela de Bartual,comparte muchas cosas con Todo esta bien, la historia de Twitter que se hizo viral. ¿Es el libro una continuación de aquella?

No es una continuación al uso, pero toma como punto de partida todo lo que sucedió en torno a la historia que publiqué en Twitter el verano pasado. El protagonista de El otro Manuelse llama Manuel Bartual y es alguien que escribió un hilo en Twitter que se hizo famoso. Seis meses después, mientras escribe una novela, comienzan a sucederle cosas raras. La primera especialmente extraña es que tras leer una entrevista que le han hecho, se da cuenta de que él no ha contestado a esas preguntas. Es una novela de humor y misterio que funciona por sí misma, sin necesidad de saber quién soy ni qué he escrito en Twitter.

¿Cómo se te ocurre la idea de llevar un tema parecido a la historia de Twitter a una novela ‘convencional’? ¿Se te ha quedado corto el formato de Twitter o eres de los que piensa que lo escrito en papel es más difícil que se olvide?

Desde el momento en el que se me ocurrió la idea para El otro Manuelvi claro que su formato natural era la de una novela. Trato de concebir las ideas asociándolas a un formato concreto. El otro Manueles una novela porque no podría haber sido otra cosa, pero si es así no es porque me parezca que lo que se cuente en una novela sea más perdurable que lo que se escriba para otros medios. Lo que importa son las historias, y adaptarlas todo lo posible al medio que estás utilizando para contarlas en cada momento.

¿Crees que la historia de Twitter se quedó demasiado abierta y por eso has seguido la misma línea en El otro Manuel?

No creo que aquella historia quedase demasiado abierta, o por lo menos no más de lo que me propuse desde un principio. Planteé preguntas que no llegaban a responderse porque preferí dejarlo en manos de los lectores, que fueran ellos los que interpretasen qué había sucedido a partir de todo lo que se iba descubriendo a lo largo de la historia. Es algo en sintonía con su final abierto, en el que podías interpretar que acababa confesando que todo había sido una historia de ficción o justo lo contrario, que esos últimos tuits estaban escritos en realidad por el doble que me había estado persiguiendo y que, finalmente, había conseguido suplantarme. Lo que sí he tratado es trasladar el espíritu de ese relato a El otro Manuel, tanto el tipo de historia y su ambiente de misterio como el propio estilo en el que está escrita la novela. Es un estilo muy directo con el que busco que el lector, más que estar leyendo un libro, sienta que estoy a su lado contándole algo que me he pasado.

¿Qué diferencias has encontrado en escribir en Twitter o en un libro? ¿Has echado de menos la interactividad, la inmediatez, el contacto con tus seguidores de la primera historia ahora que has publicado en papel?

No lo he echado de menos porque me he centrado en servirme de las herramientas propias de la novela y jugar con ellas. Es el equivalente a lo que hago cuando utilizo Twitter para narrar una historia. Allí tengo presente que estoy escribiendo a tiempo real en el propio medio donde se genera la conversación en torno a la historia, e intento que el relato se beneficie de estar construyéndose en ese entorno tan próximo al lector. Pero la novela tiene otros recursos que te permiten plantear una historia con la que el lector pueda conectar de forma similar y sentirse igual de cercano a lo que estás contando.

En una parte del libro dices que te gusta mucho tener las historias en papel ¿Crees que al libro tradicional le sigue quedando mucha vida?

Sí, completamente. El libro es uno de los mejores inventos que existen, y me parece difícil que lo acabemos reemplazando por otro a corto plazo. En todo caso, coexistirá con otros soportes de lectura, como ya lleva pasando desde hace muchos años.

¿Cuánto de verdad y cuanto de ficción hay en El otro Manuel?

Hay mucha verdad, pero mucha más ficción. Y me gusta estar comprobando que, más allá de lo que evidentemente es ficción, hay partes que algunos lectores están asumiendo como verdad cuando no lo es.

Es poco frecuente que un autor sea el protagonista de su propia novela ¿no te parece algo pretencioso?

No, no me lo parece. Es cierto que no es un recurso demasiado habitual, pero muchas de mis historias favoritas lo utilizan. Pienso, por ejemplo, en algunas novelas de Paul Auster, o en películas como Adaptation, en la que Nicolas Cage interpreta a su guionista, Charlie Kaufman. Autores como Guy Delisle, Lewis Trondheim o Paco Roca también se retratan a sí mismos de forma habitual en sus novelas gráficas. Me gusta el juego metanarrativo que plantean las obras en las que su autor es el protagonista y el efecto que producen en los lectores, una mezcla de cercanía, extrañeza y desconcierto. Es justo lo que pretendía con El otro Manuel, que el lector se sintiera muy cerca de lo que estaba contándole y al mismo tiempo no terminase de saber dónde termina lo real y empieza la ficción. Antes, por ejemplo, me preguntabas que en la novela digo que me gusta conservar las historias en papel, pero ¿cómo sabes que esa opinión es mía y no del Manuel que protagoniza la historia?

Crees que has abierto un nuevo canal para contar historias o simplemente Todo esta bien  es solo una de las miles de posibilidades que ofrecen las RRSS?

No me siento pionero de nada. La ficción siempre ha estado presente en redes sociales, aunque haya sido de una forma minoritaria. Sí que me gusta pensar que quizá historias como Todo está bienhayan servido para que algunos autores se planteen internet y sus redes sociales como otro canal más para contar sus historias. A mí, como lector, es algo que me encantaría. Las redes sociales son un campo para la ficción lleno de posibilidades, donde verdaderamente todo está por explorar.

¿Qué te han dicho tus seguidores del final de El otro Manuel? Seguro que puedes contestar sin dar muchas pistas de cómo acaba.

Les ha pillado por sorpresa, les ha desconcertado, les ha encantado y algunos me han odiado un poco, pero desde el cariño. No me puedo quejar. ¡Es justo lo que pretendía!

Al hilo del final de El otro Manuel, a lo mejor tienes que escribir otra novela para demostrar que sí, que eres ese “tío majo” jajaja. ¿Cabe esa posibilidad? ¿Cuál va a ser la próxima‘locura’ literaria de Manuel Bartual?

Estoy trabajando en otros proyectos, pero de momento no puedo contar nada. Sí que te puedo decir que he disfrutado mucho escribiendo El otro Manuely no creo que tarde en encerrarme de nuevo a escribir otra novela.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies
Pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

YellowBreak.com

Los datos personales que se soliciten a los usuarios o que se faciliten de modo voluntario a través de este sitio Web​ están sujetos a esta clausula de información de suscripción. [Leer +]
Email address
Nombre
Apellido
Confirmar Suscripción
Secure and Spam free...