≡ Menu
≡ Menu

El Tercer Sello
Hermes Prous

El Tercer Sello, catalogada en Amazon como novela negra, policiaca y de suspense, no es sólo eso. La novela va más allá. Son dos policías; Aguirre y Garrido. Ambos amigos y bastante diferentes, pero que no paran de beber y fumar. Garrido más parecido al comisario Almagro y de ideología franquista, y Aguirre un ‘rojo’ que, al contrario que su comisario, no quiere simplemente dar carpetazo a un caso de asesinato en el que hay algo más que un ajuste de cuentas entre yonquis. La novela también es amistad, el mundo de los 80, la vida real, Barcelona y la (cruda) realidad.

Garrido es policía, está (ni feliz ni amargadamente, simplemente está) casado y tiene un hijo -Josele-. Él (Garrido, no su hijo) es el típico que suelta ”esto con Franco no pasaba”, al igual que su comisario. Las técnicas o formas policiales de este personaje no son las más adecuadas, pero si que le van como un guante por la forma de ser de este hombre, al igual que su peculiar sentido del humor.

Aguirre también es policía, amigo de Garrido desde antes de empezar a trabajar juntos en el Cuerpo Nacional de Policía y con problemas de matrimonio. Cuando la novela empieza, su mujer -Lucía- se ha ido de casa al pueblo de sus padres con su hijo -Pablito-. Francisco Aguirre adora a su hijo, y a su mujer en el fondo también aunque no se note. Pero lo que más me gusta de este personaje (mi favorito sin duda alguna) es la valentía que tiene, que no se conforma, que tira para adelante a pesar de los impedimentos que se interponen en su camino a la hora de investigar el asesinato de lo que sólo es un drogadicto para el resto.

Se que sabe a poco lo que pueda decir de los personajes y de la historia, pero me parece todo tan relevante que hablar (en este caso escribir) de más sería hacer spoilers sin piedad alguna.

Lo que puedo decir también es que cada uno de los personajes que sale en la novela destaca de una u otra forma. Desde el padre Agustín, un cura atípico para aquella época, pasando por los punkies, Sara la hermana del asesinado o -por ejemplo- Luis, dueño de uno de los bares que los dos policías frecuentaban.

Otro punto a favor es que, de vez en cuando, entre tanta intriga y oscuridad, te topas con frases que te hacen soltar una carcajada como (y solo lo entenderéis si lo leeis):

”Y lo peor de todo es que aún no había podido ver Carros de Fuego”.

También momentos/guiños a películas españolas como cuando Aguirre se sube a su coche y al arrancarlo su compañero le ha puesto una cinta de El Fary con su ”Torito”. ¡Lo siento por el spoiler! O cuando una escena parece crítica, que (en este caso) Aguirre suelte:

”¡Garrido, cabrón! ¡no vuelvas a irte de vacaciones!”

En definitiva, El Tercer Sello . ¿Qué pasa con el final? Que se te desencajará la mandíbula, se te pondrán los pelos de punta y querrás más. Hermes Prous es lo que tiene, que te atrapa poco a poco y terminas enamorándote de su pluma, de sus ideas, de sus personajes y de sus giros retorcidos (o no).

PD: Le había puesto un 8, pero segúne escribía la reseña me ha parecido poco y era una necesidad darle un punto más.

Extra: Esto no suelo hacerlo, pero me ha gustado tanto que quiero dejaros un link de un evento el día 10 de Junio (al que yo no podré asistir pero que me encantaría), ”Ruta por la Barcelona de El Tercer Sello”.