≡ Menu
≡ Menu
BMW Z4 CONCEPT post image

BMW ha presentado en el Concurso de Elegancia de Pebble Beach el Z4 Concept, un automóvil con el que anticipa las líneas de la tercera generación del futuro roadster del mismo nombre.

En esta muestra californiana, donde lo mismo se pueden admirar grandes joyas del pasado que los últimos prototipos de las marcas de automóviles, el fabricante alemán ha querido enseñar un ejercicio de estilo sobre el que se basará el nuevo Z4, la próxima entrega del descapotable de techo duro que llegará al mercado en 2018.

BMW tiene una gran tradición en la realización de roadster, esos modelos descapotables de dos plazas que levantan pasiones. Ahora, va a renovar su emblemático Z4 pero primero quiere mostrar este concept para dar unas pistas de cómo va a ser.

El concept presentado en Pebble Beach tiene un aspecto dinámico y en él se intuye un comportamiento deportivo. Según la marca bávara “el Z4 Concept es una máquina total de conducir”, cuenta Adrian van Hooydonk, vicepresidente sénior de Diseño del grupo BMW. Para él, el Z4 concept representa la “libertad total sobre cuatro ruedas”.

De los antecesores del Z4, el nuevo tomará algunos puntos claves como su batalla larga, una silueta baja y estirada y una zaga compacta. Sin embargo, el próximo Z4 exhibirá un capó más corto y alerones más definidos.

Diseño futurista 

El contorno del BMW Concept Z4 disfruta de una llamativa forma de cuña. Las grandes prominencias que se estiran hacia atrás desde el habitáculo integran de forma elegante la función de los arcos antivuelco con una silueta cercana a la carretera.

Este anticipo del nuevo Z4 va pintado con una pintura que se ha denominado Energetic Orange con acabado Frozen, que muestra contrastes de luces y sombras en la superficie. Las llantas, de aleación de 20 pulgadas, han sido diseñadas con radios dobles y acabado bicolor.

En el exterior resalta la característica parrilla delantera, baja y ancha, y la posición más elevada de los faros. Este frontal recuerda al de uno de sus antecesores en la saga roadster, el BMW Z8. En lugar de las barras habituales, el interior de la parrilla lleva una malla de diseño muy elaborado, que recuerda a las empleadas en los primeros roadster de la marca, como el legendario BMW 328 Mille Miglia.

En el interior se siguen las mismas directrices que en el exterior. Los acabados van en el mismo color que la carrocería. Mientras que el asiento del conductor, los paneles de las puertas, el cuadro de instrumentos y la consola central están acabados en negro.

El cuadro de instrumentos y la pantalla de información central forman un conjunto de pantallas exclusivas integradas en el puesto de conducción. Ambas pantallas están ubicadas casi a la misma altura y muy cerca la una de la otra, por lo que parece que sean una sola unidad. Un comando táctil permite al conductor elegir la información que desea mostrar en la pantalla en lo que a infoentretenimiento se refiere. El Head-Up Display completa la información que necesita el conductor sobre los parámetros de la conducción.

El BMW Z4 llegó al mercado por primera vez en 2003 como sucesor del exitoso Z3. Es un descapotable de dos plazas con techo duro y gran éxito en el mercado. Ahora, la que llega será su tercera generación.