≡ Menu

≡ Menu

Trollhunters

Guillermo del Toro sigue siendo el señor del terror y esta serie lo demuestra

Hago este pequeño artículo pensando en cierto reportaje que hice la semana anterior con la cabeza puesta hacia la animación japonesa y en ese mismo artículo recuerdo que comparaba su madurez respecto a la nuestra y a la forma de ver “los dibus” en occidente. Bueno, tal es la cosa que cuando vi en Netflix que había una serie llamada Trollhunters y que estaba Guillermo del Toro entre sus cabezas pensantes tuve un encontronazo muy duro de sentimientos dudosos.

Lo primero es que la animación occidental tiene que traerme una propuesta muy adulta o interesante para atraerme, y aunque hay hermosas excepciones como Gravity Falls (Hermosísima serie que os recomiendo fervientemente), añado el terrorífico hándicap que supone el añadido de hacer en 3D una serie de animación occidental. Eso para mi supone de antemano una desgana y unos modelados y animaciones terroríficos que buscan pulir presupuesto rápido y minimizar costes… pero en el otro extremo tenemos a “Guillermo del Toro”.

Todos lo conocemos, y yo estoy locamente enamorado de su bizarra pero tierna forma de percibir a los monstruos y sus diseños siempre traen placer y temor visual a partes iguales. Puede que Tim Burton se quedara con la fama, pero Guillermo del Toro es por talento el verdadero señor del terror en el cine… y no porque acojone, si no porque enamora.

Así que comienzo a ver Troll Hunters y ya de entrada la animación me chirría. Así como su humor infantiloide, pero los hermosos diseños de los monstruos y los escenarios hace que le de una oportunidad a esta curiosa serie y poco a poco me veo enganchado a una trama y un argumento que hacen la base ferrea del “todo” que engloba la serie.

Jim Lake es un joven de quince años que encuentra un amuleto que le convertirá en el “Cazador de trolls”, un guerrero de leyenda que tiene por responsabilidad hacer del brazo ejecutor de la justicia que hay entre el mundo de los trolls y el de los humanos. Por supuesto, no deja de ser un quinceañero y entre tener el poder y saber manejarlo, hay un largo camino lleno de aventuras.

La serie tiene todo los clichés típicos de las películas y libros de aventuras en los que destacamos el amigo gordito que hace de alivio cómico, el mentor, el interés romántico, la negación del héroe a tomar el camino al que está destinado… pero maldita sea… ¡Lo hace terriblemente bien! Al igual que Harry Potter no importan tanto lo que se cuenta si no como se cuenta y es que las formas de TrollHunters engloban un ritmo que pasa de la emoción al drama, del humor al terror, y lo hace con una magia propia que le da una fuerte personalidad tanto por los diseños de sus personajes, monstruos y escenarios como por los acontecimientos y el folclore que crea el universo que mantiene la trama.

No solo es emocionante, es agradable de ver. Puede pecar de tener un ritmo algo infantil con un humor blanco, pero como serie no deja de recordar a las grandes de animación de Pixar donde se busca agradar a adultos y niños por igual ofreciendo un producto de calidad que invite a soñar a ambos… y teniendo en cuenta que la serie está producida por Dreamworks no es para menos.

Ahora que llega la Navidad es una de esas series que no os podéis perder, por que os aseguro que a los más pequeños los transportará a un mundo de magia y espada, de monstruos simpáticos y terroríficos, y a los más adultos, os transportará a esos momentos en los que fantasías como Harry Potter o El Señor de Los Anillos nos hacían viajar por emocionantes aventuras. ¡Advertidos estáis!

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies